SIC aplica millonaria demanda por manipulación de selección pública en una U. pública

Julio 16/21 Cinco años después de los hechos, la SIC sancionó con 665 millones a empresas y personas que manipularon la libre competencia para ganar una selección pública convocada por la UPTC.

Los tres proponentes de un proceso compartieron información y manipularon el mismo, para afectar la fórmula de evaluación y orientar los resultados hacia uno de ellos, que sería el beneficiado.

El hecho sirve de importante antecedente, pues prácticas como éstas (a veces promovidas desde adentro de algunas IES públicas), no son extrañas.

En este caso la Superintencia de Industria y Comercio SIC no indica participación de la Universidad en el fraude, ni la forma como ésta se habría visto afectada.

El caso concreto de la UPTC

La Superintendencia de Industria y Comercio, en su rol de Autoridad Única de Competencia, impuso multas por 665 millones de pesos a Carlos Arturo Sabogal Lemus, Galileo Instruments S.A.S. e ITAG Servicios Topográficos y CIA S.A.S. por idear y ejecutar un sistema que limitó la libre competencia en un proceso de selección público que adelantó la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, con el propósito aumentar las probabilidades de que Galileo Instruments S.A.S. resultará adjudicatario del respectivo contrato. En el caso, también se sancionó a María Isabel Ceballos Morales por haber facilitado la ejecución del sistema restrictivo de la competencia. 

La investigación inició como consecuencia de una queja presentada por uno de los proponentes en la Invitación Pública No. 003 de 2016, que advirtió una serie de similitudes e inconsistencias comunes en las propuestas de Galileo y de ITAG.

La Superintendencia de Industria y Comercio encontró que los investigados idearon y ejecutaron un sistema que limitó la libre competencia en dicha invitación pública, que tuvo como objeto “contratar servicio de arrendamiento de equipo topográfico con destino al convenio Invias – UPTC Nro. 918 de 2014”.

La SIC probó que ITAG y GALILEO aparentaron ser competidores autónomos e independientes y, aprovechando la existencia de un control competitivo por parte de Sabogal Lemus, coordinaron su comportamiento en la elaboración y presentación de sus propuestas al concurrir a la Invitación Pública. En ejecución del sistema anticompetitivo, socializaron sus propuestas, lo que les permitió determinar en forma conjunta el valor de la oferta económica de GALILEO INSTRUMENTS S.A.S. 

Así mismo, dichas compañías, luego de presentar sus propuestas ante la UPTC compartieron información sensible relacionada con la respuesta a las observaciones presentadas por otro competidor y la subsanación de la propuesta de ITAG.

La estrategia ilegal tuvo como objetivo la manipulación del método de calificación —media aritmética— que se usó en la Invitación Pública, lo que distorsionó la asignación del puntaje correspondiente al “precio” y permitió que Galileo aumentara sus probabilidades de resultar adjudicatario del Contrato No. 118 de 2016.

Asimismo, se encontraron evidencias de que, con posterioridad al cierre de la Invitación Pública No. 003 de 2016, se intentó manipular la asignación del puntaje correspondiente al ítem “uso de equipos”, reemplazando facturas que habían sido aportadas inicialmente con la propuesta de ITAG, por otras facturas falsas en que se alteró el modelo de los equipos topográficos ofertados, por lo que existen diferentes elementos de juicio indicativos de que la estrategia ilegal incluso tuvo un mayor alcance y además participación de otras personas, todo dirigido a garantizar la adjudicación del contrato en favor de GALILEO.

Contra la decisión de la SIC procede recurso de reposición ante el Superintendente de Industria y Comercio. Entre tanto, dicho organismo compulsó copias a la Fiscalía, la Procuraduría, la Superintendencia de Sociedades y la Junta Central de Contadores.

 

 11 

Compartir en redes