Sobre el decreto 1280 de 2018 y los ciclos propedéuticos

Por: Francisco Núñez. Vicepresidente de Alianza Superior y representante Legal Politécnico Indoamericano

(Cf. Subsección 8, Programas por ciclos propedéuticos, Artículo 2.5.3,.2.2.8.1.)

Llama la atención en este decreto el tratamiento que se da a los ciclos propedéuticos que consolida, creo, la legislación vigente sobre el tema.

Ciclos Propedéuticos. Son aquellos programas académicos que se organizan en niveles formativos secuenciales y complementarios. Cada programa que conforma la propuesta de formación por ciclos propedéuticos debe conducir a un título que habilite para el desempeño laboral como técnico profesional, tecnólogo o profesional universitario. La oferta de la formación de programas académicos articulados por ciclos propedéuticos deberá preservar la independencia de los programas que conforman el ciclo, para lo cual cada nivel debe garantizar un perfil de formación pertinente que le permita al egresado insertarse en el campo laboral, y ofrecer la posibilidad de que el egresado pueda continuar con su formación accediendo a un nivel superior para ampliar sus competencias. Lo anterior requiere que los programas cuenten con el componente propedéutico que los enlace para continuar con el siguiente nivel de formación.

Las instituciones que de conformidad con la Ley 30 de 1992 y la Ley 115 de 1994…  tienen el carácter académico de Técnicas Profesionales o Tecnológicas, para ofrecer programas en el nivel tecnológico o profesional universitario, respectivamente, por ciclos propedéuticos, deben reformar sus estatutos y adelantar el proceso de redefinición previsto en la Ley 749 de 2002 y en el Título 1 de la Parte 5 del Libro 2 del presente Decreto.

Características de los programas por ciclos propedéuticos.

Los programas por ciclos propedéuticos deben tener las siguientes características:

1) Las competencias de cada nivel deben ser identificadas y guardar armonía y coherencia con los elementos que forman parte de las características solicitadas en la condición de calidad denominada Gestión Curricular.

2) Los programas que correspondan a los niveles técnico profesional, tecnológico y profesional universitario deben ser teóricamente compatibles con el objeto de conocimiento de la ocupación, disciplina o profesión que se pretende desarrollar.

3) Los programas técnicos profesionales y tecnológicos que forman parte de la propuesta de formación por ciclos propedéuticos deben contener en su estructura curricular el componente propedéutico que permita al estudiante continuar en el siguiente nivel de formación. 4. Un conjunto de actividades académicas explícitas en el plan de estudios que conformen el componente propedéutico, que guarden armonía entre ellas y sean complementarias para el nivel anterior y el requisito del nivel posterior. 5. Estructuración de planes de estudio entre los programas articulados, que resulten compatibles con el campo de conocimiento, la disciplina y el perfil profesional que se pretende desarrollar.

 Artículo 2.5.3.2.2.8.3. Del registro calificado de programas en ciclos propedéuticos.

La solicitud de registro calificado para la propuesta de formación por ciclos propedéuticos debe realizarse de manera independiente y simultánea para cada programa. Igualmente, las solicitudes de renovación y modificación de registros calificados para programas académicos articulados por ciclos propedéuticos deberán presentarse por cada programa que conforme la unidad propedéutica, identificando la relación entre los mismos. Los programas serán evaluados conjuntamente y, cuando proceda, el registro calificado o su renovación o modificación se otorgará a cada uno.

Respecto de la evaluación de una propuesta académica articulada por ciclos propedéuticos en los tres niveles de formación, en la cual se concluya que sólo en el ciclo propedéutico entre los niveles técnico profesional y tecnológico se cumplen las condiciones de calidad, la Conaces podrá recomendar al Ministerio atender positivamente la solicitud presentada por la institución únicamente para dichos niveles. Lo anterior no podrá ocurrir si el cumplimiento de las condiciones de calidad se verifica únicamente entre el ciclo propedéutico de los niveles tecnológico y profesional, es decir, no así respecto del nivel técnico profesional. En consecuencia, sin contar con las bases que le daría al ciclo propedéutico el primer nivel de formación, se negará la solicitud a todos los programas. Una vez aprobados los programas estructurados en ciclos propedéuticos, se ofertarán y desarrollarán como una unidad. En todo caso, la evaluación de las propuestas de formación por ciclos propedéuticos se realizará conforme a los lineamientos que establezca el Ministerio de Educación Nacional para tal fin.

(Ojalá esos lineamientos aclaren alguna redacción de párrafos anteriores). Veamos a propósito la trazabilidad de estos postulados con los que se desprenden de la legislación vigente sobre el tema (la Ley 749 y el Decreto 1075 de mayo de 2015):

Conclusión sobre la articulación de los niveles técnico profesional y tecnológico: PRIMER CICLO y sobre la articulación de los niveles tecnológico y profesional universitario: SEGUNDO CICLO.

En necesario que:

  1. Se evidencie la reflexión institucional sobre la malla curricular que permita articular los niveles técnico profesional y tecnológico –primer ciclo- y el nivel tecnológico con el profesional universitario –segundo ciclo
  2. Se detallen los cursos específicos de formación del nivel técnico profesional, los módulos o cursos de este nivel que son válidos para el nivel tecnológico, aquellos que corresponden a la formación propedéutica para articular los niveles técnico profesional y tecnológico y los cursos o módulos específicos de la formación tecnológica. Primer ciclo.
  3. Se requiere igualmente detallar los cursos de los niveles técnico profesional y tecnológico que son válidos en el nivel profesional universitario, aquellos que corresponden a la formación propedéutica para articular el nivel tecnológico con el profesional universitario y los cursos o módulos específicos de la formación profesional universitaria. Segundo ciclo.
  4. Se explique la política de asignación de créditos, en cuanto a trabajo presencial, trabajo independiente y trabajo de acompañamiento (tutorías) aclarando la suma total de créditos y la distribución para cada semestre.
  5. Se tenga en cuenta que los créditos de los cursos o módulos propedéuticos para el primer ciclo se suman al nivel técnico profesional pero no son obligatorios en este nivel. Solo adquieren tal carácter (obligatorio) cuando el estudiante decide pasar al nivel tecnológico.
  6. Se tenga en cuenta, además, que los módulos o cursos propedéuticos para el segundo ciclo, se suman al nivel tecnológico, pero no son obligatorios en este nivel. Solo adquieren tal carácter (obligatorio) cuando en el estudiante decide pasar al nivel profesional universitario.

Conceptos y definiciones básicas.

Niveles y ciclos.

1.1. Nivel: corresponde a las etapas de formación de pregrado, que para los efectos son: Técnico Profesional, Tecnólogo y Profesional Universitario.

El primer nivel (Técnico Profesional) estará orientado a generar competencias y desarrollo intelectual como el de aptitudes, habilidades y destrezas al impartir conocimientos técnicos necesarios para el desempeño laboral en una actividad, en áreas específicas de los sectores productivo y de servicios. La formación técnica profesional comprende tareas relacionadas con actividades técnicas que pueden realizarse autónomamente, habilitando para comportar responsabilidades de programación y coordinación; conducirá al título de “Técnico Profesional en.…”. Es preciso recordar que, en consonancia con las leyes, muchos de los estudiantes que ingresan a este nivel sólo tienen nueve grados de educación básica (no son bachilleres).

El segundo nivel (Tecnológico) ofrece una formación básica común que permite la apropiación de los conocimientos científicos y la comprensión teórica necesarios para el desarrollo de un pensamiento innovador e inteligente, con capacidad de diseñar, construir, ejecutar, controlar, transformar y operar los medios y procesos que han de favorecer la acción del hombre en la solución de problemas que demandan los sectores productivos y de servicios del país. La formación tecnológica comprende el desarrollo de responsabilidades de concepción, dirección y gestión de conformidad con la especificidad del programa, y conducirá al título de “Tecnólogo…” en el área respectiva.

El tercer nivel (Profesional Universitario) complementará al segundo nivel, en la respectiva área del conocimiento, de forma coherente, con la fundamentación teórica y la propuesta metodológica de la profesión, y debe hacer explícitos los principios y propósitos que la orientan desde una perspectiva integral, considerando, entre otros aspectos, las características y competencias que se espera posea el futuro profesional. Este nivel permite el ejercicio autónomo de actividades profesionales de alto nivel, e implica el dominio de conocimientos científicos y técnicos y conducirá al título de “Profesional en…”

Lo anterior implica que debe ser explícita la orientación, formación y propuesta metodológica de cada nivel en su formación básica y específica. Por ejemplo, la formación en matemáticas, química y física de un técnico profesional o de un tecnólogo, tiene una justificación, número de créditos, objetivos, competencias y contenidos curriculares diferentes a las matemáticas, química y física del nivel profesional universitario o tercer nivel; la estructura curricular que integre ciencias básicas en la formación disciplinar debe incidir positivamente sobre la calidad final de los procesos de formación. Por tanto, las matemáticas, la química y la física que se ofrecen en los niveles técnicos profesionales y tecnológicos pueden ser parte de los contenidos curriculares de estos cursos, pero la extensión y la profundidad con que se tratan y sus finalidades (los para qué de dichos conocimientos) no pueden ser los mismos que en la formación de un profesional universitario.

1.2. Ciclo: es la articulación entre los niveles de formación.

El primer ciclo es el integrado por el nivel técnico profesional y el nivel tecnológico que permiten la formación de dos figuras profesionales diferentes y complementarias, definidas en términos de las competencias requeridas para lograr un perfil profesional; conduce a identificar en el diseño curricular las actividades académicas, entendidas como una estructura en términos de competencias e integración de disciplinas. Implica identificar cuáles de los créditos del primer nivel hacen parte del perfil del segundo nivel; pueden ser todos o algunos; esto se define con base en la figura profesional en la propuesta que autónomamente presente la Institución de Educación Superior. Todos los créditos de un nivel se pueden reconocer en el siguiente. Deben ser las IES las que determinen, de acuerdo con la esencia y características de cada programa, qué créditos de un nivel se reconocen en el siguiente al conformar el ciclo. Los módulos propedéuticos pueden ir dentro del nivel o al final. Se entiende entonces que cada nivel es terminal a la vez que, secuencial y complementario – propedéutico- para el siguiente. El componente propedéutico prepara al estudiante para continuar con el siguiente nivel de formación, permite la secuencialidad y profundización del conocimiento y la articulación entre los niveles. 

Corresponde también a las IES organizar la admisión a sus programas por ciclos propedéuticos respetando la ruta de formación y estableciendo las transferencias a que haya lugar.

El segundo ciclo es el integrado por el nivel tecnológico y el nivel profesional universitario. Este ciclo puede requerir un análisis adicional en torno a las ciencias básicas. Sin perder lo característico de un programa diseñado por competencias, fundamentalmente laborales, se requiere revisar cuáles fundamentos disciplinares o componentes propedéuticos, se requieren como previos a la iniciación de la formación del nivel del profesional universitario. Sin perder de vista que en estas propuestas curriculares los contenidos ya no se definen por la cantidad de información a ser transmitida o acumulada, sino por su pertinencia para alcanzar los fines formativos propuestos.

1.3. Componente propedéutico: 

Es el complemento académico de un nivel de formación que prepara al estudiante para continuar al siguiente.  Permite la secuencialidad y profundización del conocimiento; además, la articulación entre dichos niveles. Se puede expresar en, áreas de formación, asignaturas, módulos o competencias exigibles.

1.4. Formación por ciclos: Consiste en formar en unidades interdependientes, complementarias y secuenciales.

1.5. Formación por ciclos propedéuticos: es la formación que permite preparar al estudiante para continuar en el proceso de formación a lo largo de la vida, en este caso particular en el pregrado.  La característica principal de los ciclos propedéuticos es que cada uno de los niveles que lo compone debe desarrollar una figura profesional y ocupacional claramente definida y diferenciada de la otra.

2. Programas por ciclos propedéuticos: Son aquellos que se organizan en niveles formativos secuenciales y complementarios. Cada programa que conforma la propuesta de formación por ciclos propedéuticos debe conducir a un título que habilite para el desempeño laboral como técnico profesional, tecnólogo o profesional universitario, y debe tener una orientación y propuesta metodológica propia que brinde una formación integral en el respectivo nivel más el componente propedéutico para continuar al siguiente nivel de formación.

Adicionalmente, para el nivel profesional, la propuesta curricular debe demostrar que se alcanzan las competencias propias de la profesión con la rigurosidad científica requerida.

3. Características de los ciclos secuenciales y complementarios (propedéuticos)

En la formación por ciclos secuenciales y complementarios (propedéuticos) los niveles son:

3.1. Secuenciales, porque se continúan como una serie con un determinado orden establecido, ya sea por el proceso de construcción del conocimiento cuando son elaborados en términos de competencias disciplinares, o por el aumento en la complejidad cuando son elaborados en términos de competencias laborales. Esto es, se estructuran en torno al mismo objeto tecnológico, de tal manera que se permita la secuencialidad del conocimiento (sean estos conceptuales, procedimentales o actitudinales) a niveles diferentes de profundidad, con el fin de atender las particularidades requeridas por cada perfil, que lo hacen competente para la intervención en contextos cada vez más complejos.

3.2. Complementarios, en cuanto cada uno prepara para el siguiente nivel y es requerido para el desarrollo del perfil profesional posterior. Es una complementariedad desde las figuras profesionales u ocupacionales.

4. De los ciclos de formación secuenciales y complementarios (propedéuticos)

El significado de ciclos de formación secuenciales y complementarios implica que la formación puede adelantarse por etapas iniciando en el nivel técnico y culminando en el nivel profesional universitario. El paso de una etapa a otra se da en orden de menor a mayor generalidad y una nueva etapa que inicia un estudiante es fundamento para complementar la etapa previa adelantada.

Las instituciones de educación superior que decidan optar por la formación por ciclos propedéuticos deberán solicitar simultáneamente el registro calificado para cada uno de los programas de manera independiente.

La propuesta de formación por ciclos secuenciales y complementarios debe ser presentada por una misma IES. No es posible dada la condición de articulación intrínseca que implica esta propuesta de formación, que dos o más IES se agrupen para ofrecerla; en ese sentido las IES pueden autónomamente desarrollar convenios para la homologación o reconocimiento de saberes.

Conclusión.

La legislación vigente sobre ciclos propedéuticos se consolida, creo.