Tras pandemia, aumentó reconocimiento a la calidad de la educación virtual

Nov 12/22 Un estudio de la americana Northeastern University encontró que un 71 % de empleadores perciben que los títulos obtenidos en modalidad virtual son de igual o mejor calidad que los obtenidos de forma presencial.

Así lo mostró un estudio entre 1.014 ejecutivos de alto nivel de Estados Unidos y si bien fue hecho a mediados de 2021, cuando la pandemia comenzaba a ceder sus preocupantes impactos en la salud pública, muestra indirectamente cómo, precisamente a raíz del Covid 19, la educación en línea -adoptada en muchos escenarios como una salida de emergencia, y a veces improvisada, ante la imposible presencialidad por el Coronavirus, encontró en dicha emergencia mundial, su oportunidad para mostrar sus beneficios.

Cuando se preguntó específicamente a los empleadores sobre cómo la experiencia de la pandemia influyé en su opinión sobre los títulos obtenidos en línea, el 46 % señaló que la pandemia había elevado la calidad de las credenciales en línea; el 40 % no informó cambios; y solo el 14 % dijo que su percepción de la calidad había disminuido.

Asimismo, cuando se les preguntó cómo el hecho de obtener una credencial – título en línea influyó en su percepción de su calidad, el 55% de los ejecutivos dijeron que una credencial en línea es equivalente o no encuentran diferencia con respecto a la formación presencial , el 16 % señaló que la virtual tiene mayor calidad en comparación con la tradicional presencial, y el 29% considera que es de menor calidad.

Seguramente si no se hubiera dado la pandemia, aún gran parte de la sociedad y el sector tradicional de la educación presencial, no hubieran migrado y seguirían desconfiando de la virtualidad.

Otras consecuencias, con impacto directo en la educación, halladas en el estudio, señalan que:

– Después de COVID-19, la inversión empresarial en inteligencia artificial se está acelerando.

– La competencia entre los empleadores por vincular trabajadores altamente calificados se ha intensificado. En últimas, no importa de qué manera se formaron, sino sus competencias y habilidades.

– El trabajo remoto llegó para quedarse, aunque su impacto a largo plazo no está claro.

Clic para acceder al informe

 558 

Compartir en redes