U. Nacional destituye e inhabilita a profesor denunciado por acoso sexual

Mayo 11/19 En un fallo de primera instancia, y tras la presión de la comunidad universitaria, la IES decidió destituir e inhabilitar por 20 años al profesor Freddy Monroy, denunciado por acoso sexual en abril de 2018 por tres estudiantes.

El fallo da respuesta a las denuncias sobre la aparente complacencia – silencio de la universidad al respecto. Entre tanto, se espera los resultados de las investigaciones de Uniandes sobre denuncias similares.

En mayo de 2018, un video publicado por la estudiante Lizeth Sanabria, de la Universidad Nacional, sacudió a la comunidad universitaria. La bióloga y estudiante de maestría de la Universidad Nacional, Lizeth Sanabria, publicó en Facebook un video en donde el profesor Freddy Monroy, de la facultad de Ciencias, su director de maestría para ese entonces, intenta tocarla y besarla a pesar de su negativa.

La estudiante puso la denuncia ante la Fiscalía junto con otras dos estudiantes y ante las autoridades de la universidad el 6 de abril con el video como prueba de que estaba siendo víctima de acoso sexual al interior de la Universidad Nacional por parte de Monroy.

Ayer, el Tribunal Disciplinario-Sala Académica de la Universidad resolvió fallar en primera instancia a favor de las denunciantes. La decisión es destituir a Freddy Alberto Monroy Ramírez de su cargo como profesor de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional e inhabilitar al profesor por 20 años.

Cabe recordar que el profesor Monroy fue ascendido al cargo de “profesor titular”, el escalafón más alto entre los docentes, el pasado 24 de abril de 2018, por el Consejo Superior Universitario. Ese cargo le otorgaba la “tenencia definitiva del cargo”, un derecho que adquieren automáticamente los profesores con más de 15 años enseñando en la universidad.

La defensa del profesor Monroy apeló la decisión, razón por la cual la decisión final le corresponderá al Tribunal Superior. El investigado tiene 10 días para presentar las razones por las cuales no acepta la decisión que se tomó, y el Tribunal Superior, que está conformado por la rectora Dolly Montoya y dos integrantes del Consejo Superior Universitario, tiene 60 días para fallar definitivamente. (Lea también: Universidades se rajaron resolviendo el acoso sexual)

“Fallos como este son importantes toda vez que crean precedentes en materia de justicia de género”, expresó el Colectivo Género y Seguridad, e instó a la Universidad Nacional a continuar en las investigaciones disciplinarias que involucran casos de acoso y violencia sexual.

Fuente: El Espectador