Rectora Unal: “Me resbala la crítica .. Si eso me cuesta el puesto, no me importa”

Mayo 12/19 Dolly Montoya cumple un año en Rectoría de la U. Nacional. Evalúa su gestión y el manejo del movimiento estudiantil. Sugiere que su IES recibe menos dinero del debido con acuerdos del gobierno.

En entrevista con El Tiempo, señala que frente a la complejidad de su cargo “nada sirve, todo el mundo se queja, todas las semanas hay un chicharrón diferente. Y yo les digo, a mí la verdad me resbala la crítica y me resbala la adulación, yo estoy con mi conciencia. Haciéndolo en la línea que debe ser para los jóvenes. Y si eso me cuesta el puesto, pues no me importa. Pero yo no me estoy fijando si tengo imagen política o no, me tiene sin cuidado, lo importante es cómo sembramos para que el barco vaya hacia el mejor camino. Y al final llegarán otros que seguirán”.

Señala que uno de sus mayores logros fue haber logrado aislar la violencia del movimiento estudiantil, y que apoyó al movimiento. “Solo cerramos la Universidad cuando había violencia y quedaba expuesta la comunidad. Pero fue una tarde, un día, no de manera permanente. Y nosotros tuvimos a 3.000 estudiantes en una reunión nacional, dormían y comían aquí durante casi una semana. En su momento, yo le dije a la Alcaldía, “podemos hacer dos cosas, o los 3.000 muchachos están en las calles o están en la Nacional dialogando en los auditorios, ¿qué prefieren? Así que ayúdenos”, señala.

Sobre los recursos recibidos del gobierno nacional sugiere que ha habido buena voluntad y se va por buen camino, pero dice que “el incremento de nómina nos sigue superando. Tenemos 1.500 doctores, el mayor peso en producción. La calidad cuesta. El resto, negociarlo. Hasta ahí va”.

“Todo va en camino, lo que ha llegado es lo de inversión, el IPC más cuatro puntos. A nosotros nos llegó un poco menos de lo histórico, y la distribución tuvo muchas dificultades porque esto confronta a las universidades, sobre todo a las grandes con las pequeñas porque no se mira la producción, cuál es el impacto en los territorios, sino que a la hora de la verdad nos tratan como si fuéramos iguales. No alcanzamos a pagar, por ejemplo, el incremento salarial. Sí respiramos, no es tan profundo el hueco, pero seguimos en déficit”.

Vale recordar que históricamente la Universidad Nacional de Colombia es, de todas las púlicas del país, la que más dinero ha recibido. La referencia de Montoya es producto de la presión y lobby que han logrado las “pequeñas” que, a través del SUE, han logrado presionar para que el Esatdo les aumente sus aportes.

Clic para ver la entrevista completa en El Tiempo