U. Popular del Cesar: Entre la transición, la indefinición y la suspensión del semestre

Abril 21/22 La crisis financiera, inconformidad de la comunidad y debilidad institucional, llevaron a la IES a suspender indefinidamente el semestre.

El nombramiento de nuevo rector en propiedad –Rober Romero Ramírez– (y quien aún no se ha posesionado) y su llamado al diálogo no han calmado la tensión que se vive de semanas atrás, tanto entre estudiantes como docentes, pues cuestionan la gestión del rector (e) Alberto Cuello, los retrasos en los pagos de salarios, problemas de calidad en algunos programas y deficientes condiciones de infraestructura en algunas de las instalaciones.

Lea: Rober Romero Ramírez, nuevo rector en propiedad de la U. Popular del Cesar

El pasado 14 de abril la asamblea estudiantil decidió suspender las actividades académicas y decretar una asamblea permanente hasta el 27 de abril de 2022, impidiendo el normal desarrollo de las actividades académicas en la Universidad Popular del Cesar.

¿Suspensión para ahorrar?

Mientras que el rector (e), Alberto Cuello, ha dicho que se ha cumplido con el 90% de los compromisos financieros con los docentes, algunos de estos han protestado y rechazado ello, diciendo que no es así.

Al mismo tiempo, Cuello justificó la decisión del Consejo Académico de suspender el semestre y, por ende, no pagar docencia por actividades no realizadas, para no ahondar la difícil situación financiera.

En su comunicado, el Consejo Académico señaló que tuvo en cuenta que la Corte Constitucional ha señalado que resulta improcedente reconocer y pagar salarios (honorarios) por servicios NO prestados efectivamente a la Entidad sin justificación legal, toda vez que ello implicaría permitir un enriquecimiento sin causa a favor del servidor, en detrimento de la administración pública (Sentencias T-927 del 10 de octubre de 2003 y T-331 A del 2 de mayo de 2006). Lo anterior se refuerza con lo dispuesto en el Decreto 1737 del 15 de mayo de 2009, donde el Gobierno Nacional señaló la imposibilidad de que se puedan realizar pagos por servicios NO prestados.

Se habla de una pérdida de hasta 168 millones de pesos diarios por pago de nómina a docentes.

Por su parte, el nuevo rector, Rober Romero Ramírez, calificó la suspensión como una medida extrema a lo cual no debió llegarse.

El nuevo rector busca espacios de concertación con los estudiante.

Romero aclaró que el semestre fue suspendido, pero no cancelado.

 352 

Compartir en redes