Un sistema nacional de registro de títulos: Solución al fraude académico

Sept 8/19 Se conocieron más casos de políticos que han mentido sobre sus estudios superiores. Si a Mineducación reportan las IES y éste realiza las convalidaciones, ¿por qué no centraliza la información de títulos?

Mentir sobre los estudios superiores y titulaciones trae un beenficio político positivo -electoral- y, en otros casos beneficios en la escala salarial, especialmente en el sector público.

Alcaldes, senadores, concejales, ministros y gerentes de grandes empresas han caído en esta mala práctica que, con voluntad y un proyecto técnico, puede solucionarse: Una base de datos nacional en la que centralicen todos los títulos formales de educación superior del país, así como de los títulos convalidados por cada colombiano.

Una especie de registraduría que avale los logros académicos efectivamente alcanzados por todos quienes aspiren a ocupar cargos públicos y directivos en el país.

Así, los organismos de control del Estado, como los propios medios de comunicación y la ciudadanía en general podrán asegurarse que efectivamente quienes dicen tener determinados títulos sí los han alcanzado, y los que no aparezcan allí no tienen validez o no existen.

Si las oficinas de registro y secretarías generales de cada universidad tienen el récord de quiénes, cuándo, en qué programas y con qué números de identificación titularon a sus hoy egresados, estos datos podrían integrarse en un sistema nacional de registro de títulos al estilo del SNIES.

Bueno, así debería funcionar…. aunque a septiembre de 2019 el SNIES ni siquiera ha actualizado los datos de matrícula de 2018, mientras que el Gobierno y muchas IES hablan de la apertura tecnológica del país y su mirada a la cuarta revolución industrial.

Los últimos casos de congresistas que distorsionan sus títulos académicos

Según investigación de Caracol Radio, NO ES CIERTO:

1) Que el representante huilense Carlos Alberto Cuenca Chaux, haya estudiado una Maestría en Comunicación Política de la Universidad Externado de Colombia.

2) Que el representante por Santander, Oscar Villamizar tenga una  Maestría en Derecho Urbano y Desarrollo Territorial de la Universidad de Santander.

3) Que el representante por el Cauca, John Jairo Cárdenas, tenga un título en Sociología.

4) Que el representante por Bogotá, Gabriel Santos García, sea abogado. Sólo es bachiller.

5) El representante a la Cámara por el Valle del Cauca, Elbert Díaz Lozano, se presenta como si un curso que hizo en la U. Santiago de Cali, sobre auditoría de Sistemas, era una especialización.

6) El representante a la Cámara por el departamento de Magdalena, Franklin del Cristo Lozano de la Ossa, tiene en su hoja de vida de Función Pública un título en Administración de Empresas y una Especialización en Finanzas. No se sabe de qué universidad es Administrador de Empresas, pues no allegó ningún soporte. En cuanto a la Especialización en Finanzas, no la tiene.

7) La senadora Aida Avella, según la información que aparece en Función Pública, es Licenciada en Pedagogía y Administración Educativa, y no graduada de Psicología, señala que hizo 8 semestres. Sin embargo, en todos los portales, incluyendo el del Senado, la senadora aparece como psicóloga.

8) El senador Liberal Guillermo García Realpe, en su hoja de vida de función pública dice ser abogado, con una especialización y dos maestrías, una no terminada y la otra terminada, magíster, como dice él, en Desarrollo Económico en América Latina de la Universidad Internacional de Andalucía. El senador primero dijo que, este programa duró dos años, pero luego se retractó y lo reconoció.

9) El senador José David Name Cardozo del Partido de la U, es Administrador de Empresas y Especialista en Gobierno, Gerencia y Asuntos Públicos de Columbia University y el Externado. La universidad neoyorquina, como en los casos del representante Álvaro Hernán Prada y los senadores Horacio José Serpa y Temístocles Ortega, niega que el senador Name haya sido estudiante o haya obtenido un título de Columbia.

De otro lado, los periodistas Juan Pablo Barrientos y Catherine Juviano denuncian que políticos como Alvaro Hernán Prada y Horacio José Serpa se presentan como egresados de Columbia, pero lo que hicieron fue un programa en la U. Externado de Colombia (titular del programa), en convenio con Columbia.