Colombia adopta su Política Nacional de Ciencia Abierta 2022-2031

Agosto 4/22 El saliente ministro Tito Crissien firmó el decreto que busca más acceso, visibilidad, reproducibilidad y utilidad de los datos, recursos, productos y resultados científicos, tecnológicos y de innovación colombianos.

La Política presenta un Plan de Acción para el desarrollo de la misma en la década que inicia, en la expectativa de que sea adoptado por el nuevo gobierno y los siguientes.

El texto, construido desde el Viceministerio de Talento y Apropiación Social del Conocimiento, con el aporte de un equipo de trabajo de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, y tras la respectiva consulta pública, busca identificar cómo la Ciencia Abierta puede ayudar a superar una serie de deficiencias del sistema científico actual, como es el acceso restringido a la difusión y el retraso de los resultados académicos que limitan la transferencia de conocimientos a los investigadores y otros miembros de la sociedad.

El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Tito José Crissien Borrero, firmó la resolución por el cual se adopta la Política Nacional de Ciencia Abierta 2022-2031. En la foto con el rector de la Universidad Distrital, Giovanny Mauricio Tarazona Bermúdez, y responsables del equipo técnico.

La Política pretende cerrar las brechas del conocimiento científico, tecnológico y de innovación en el país. Además, permitirá una apertura de datos e información, para que los colombianos tengan acceso e incorporen las aspiraciones sociales en los procesos de investigación, convirtiendo los problemas en oportunidades de crecimiento y desarrollo.

Ciencia Abierta está alineada con las recomendaciones de la Misión Internacional de Sabios (MIS), de 2019, y tiene como objetivo aumentar el acceso, la visibilidad, la reproducibilidad y la utilidad de los datos, recursos, productos y resultados científicos, tecnológicos y de innovación colombianos; ampliando la formación, apropiación, institucionalización y las infraestructuras de ciencia en el país

La iniciativa reconoce a los datos abiertos como elementos importantes para generar valor social y económico, aumentando la capacidad de respuesta del Sistema Nacional de Ciencia Tecnología e Innovación y del Estado ante problemas emergentes.
 
El ministro Tito José Crissien, habló durante el conversatorio, previo a la firma de la política, sobre los desafíos que se deben enfrentar al implementar la Política Nacional de Ciencia Abierta: “El reto más importante que tenemos como ministerio es  generar una cultura de apertura entre todos los miembros del Sistema Nacional de Ciencia Tecnología e Innovación, de acuerdo con los avances internacionales, los avances de cada disciplina, y las realidades de nuestros contextos locales; articulando no solo las políticas nacionales sino institucionales”.

Desde ahora, los colombianos pueden darle gran uso a la Política Nacional de Ciencia Abierta, pues es una práctica que plantea relaciones horizontales, no solo sustentadas en plataformas que permiten compartir información y datos en todas las etapas del proceso de investigación, sino también, en valores de confianza, compromiso ético y responsabilidad social.

Así, Ciencia Abierta ofrece la posibilidad de fomentar aspectos de la gobernanza democrática de la ciencia, mediante la divulgación de conocimientos y capacidades de comprensión, e impulsa métodos de comunicación pública de la ciencia para llevarle a la sociedad los resultados de los procesos de investigación.

Para conocer la Resolución y el documento completo de la Política Nacional de Ciencia Abierta dar clic en el siguiente enlace

 223 

Compartir en redes