Cuestionan contrato de Corpocides para capacitar a congresistas

Sept 10/19 Por la cuantía, la fecha, la pertinencia y los vínculos políticos, se ha cuestionado un contrato que firmó la Cámara de Representantes con la Corp. Interamericana de Ed. Sup. CORPOCIDES, de Bucaramanga.

Se trata del contrato de prestación de servicios que, por adjudicación directa, suscribió la Cámara de Representantes con Corpocides (compromiso Nro. 190318), con el objeto de la “prestación de servicios de un profesional especializado para la sensibilización personalizada a los honorables representantes y escoltas en temas de seguridad vial, medidas de auto protección, protocolo de seguridad, nuevo Código de Policía e informes reportados”.

Corpocides es una IES técnica profesional con 8 pregrados técnicos. Uno de ellos se relaciona en parte con el objeto del contrato y es el “Técnico Profesional en Procesos de Seguridad y Salud en el Trabajo”.

Aunque, según las estadísticas del SNIES, al segundo semestre de 2017, la IES sólo reportó 114 estudiantes en dos de estos programas (ninguno en el de Procesos de Seguridad).

El Diario El Tiempo denunció la aparente irregularidad como se llevó a cabo el contrato (por $548.100.000.oo), por lo siguiente:

  • El contrato debió ejecutarse entre el 11 y el 31 de diciembre del año pasado. Lo llamativo es que los parlamentarios salen a vacaciones a partir del 16 de diciembre, aunque el año pasado lo hicieron el 19 de ese mes, debido a que hubo sesiones extras. La mayor parte de su ejecución se dio durante el periodo de vacaciones de los congresistas, quienes eran a los que les tenían que dictar los talleres.
  • Según un informe enviado por la Cámara de Representantes a este diario, se habrían dictado talleres en ocho días a 90 congresistas, de los 170 que hacen parte de la corporación. Según testimonios y fotos, las capacitaciones se dictaron en las oficinas de los legisladores, en las curules y en los pasillos del Congreso, en charlas individuales de pocos minutos. Los congresistas que recibieron los talleres dijeron que la capacitación consistió en que les entregaron unos folletos y les  leyeron algunas normas de seguridad. Sin embargo, otros representantes y escoltas consultados por El Tiempo negaron haber recibido estos talleres.

Vínculos que llaman la atención

El representante legal que firma el contrato es Fernando Ardila Bernal, quien fue rector de la organización entre el 2005 y el 7 de diciembre de 2018. Es decir que cuatro días antes de iniciar el contrato ya había dejado esa institución.

Aunque, según el SNIES, Ardila Bernal, fungió como rector hasta el 28 de noviembre de 2018. Y el representante legal es su hermano, Carlos Fernando.

Al tiempo que se iba dando su salida como rector, Fernando Ardila Bernal fue nombrado como Técnico Investigador IV de la Unidad de Investigación y Acusación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), con fecha 30 de noviembre de 2018 (ver resolución JEP 1122).

CORPOCIDES (como aparece en el SNIES) o CIDES (como aparece en su papelería), fue fundada, en 2002, por 10 personas, lideradas por Jaime Raúl Ardila Barrera (quien también fue su rector).

Según La Silla Vacía, al tiempo que creaba Corpocides, Ardila Barrera con otros amigos como Germán Torres (quien en 2011 fue precandidato conservador al Concejo de Bucaramanga), Diego Otero Prada y Quintín Herrera, fundó la sede de la Corporación Universitaria de Ciencia y Desarrollo – Unicencia, extensión Bucaramanga. Unicencia ya existía hace algunos años en Bogotá y en Cali, y con sus amigos Ardila obtuvo el derecho de conseguir una sede en Bucaramanga.

Ardila Barrera ha militado en el Partido Liberal y es primo del senador santandereano, del Partido Liberal, Jaime Enrique Durán Barrera.

Vale recordar que el presidente de la Cámara, en diciembre pasado, era el también santandereano y miembro del Partido Liberal, Alejandro Carlos Chacón, crítico de las objeciones del gobierno Duque a la ley estatutaria de la JEP.