Decreto 1330. Desafío estratégico y pedagógico: Édgar Rodríguez – Sept/19

Para Édgar Giovanni Rodríguez Cuberos, Decano de Educación de la Fundación Universitaria Juan de Castellanos, el nuevo decreto sobre calidad implica un cambio de cultura en la autoevaluación de las IES.

Podemos estar de acuerdo que la Educación Superior atraviesa de nuevo otra época de grandes cambios; la cuarta revolución industrial, las crisis sociales y humanas como la migración, la pobreza y en general los objetivos por cumplir de desarrollo sostenible entre otros. Esto resulta normal y natural si tenemos en cuenta que la concepción de Universidad implica un ejercicio constante y permanente de reflexión sobre la condición epocal de las sociedades y contextos, así como sus diferentes retos y oportunidades en cada momento, tanto histórico como prospectivo derivado de dicha reflexión profunda sobre las realidades.

Son también frecuentes las críticas que en este sentido se le hace a la Universidad por la relación de coherencia entre teoría-práctica o por su nivel de impacto con sus grupos de interés. Entre otros aspectos, estas demandas a la Universidad y la Educación Superior terminan por hacer parte de varios síntomas que manifiestan dificultades, algunas estructurales, de sistema educativo en sentido amplio y por otro lado, aquellas que se van generando por efecto de lo que la filósofa norteamericana Wendy Brown, ha denominado en su libro “El pueblo sin atributos” (2017) -riesgos sobre la democracia derivados de la propuesta neoliberal-, donde la educación es en efecto, uno de los aspectos más significativos (si es que aceptamos que en la misma se determinan formas de gobierno de las poblaciones).

En este contexto a veces tan paradójico y complejo, la normatividad y las maneras en que emerge en nuestro país, supone también momentos de deliberación, de crítica y finalmente de ajuste y aceptación. El reciente Decreto 1330 (25 de Julio de 2019) en el que se disponen las medidas para la organización y funcionamiento del proceso para la solicitud, renovación y modificación del registro calificado, no escapa a esta dinámica. Resultado de una crítica generalizada a su antecesor (Decreto 1280) y bajo la coyuntura de un cambio de gobierno, este nuevo Decreto genera en las Instituciones una inquietud e incertidumbre significativa en lo que implica y afecta las reformas administrativas internas y los ajustes a realizar para suplir con la nueva norma.

Para algunas sólo se trata de una cuestión de forma, pues muchas de las cuestiones que allí aparecen ya se vienen realizando en función de la búsqueda de la excelencia y la interiorización del concepto de calidad de cada apuesta institucional. No obstante, para otras implica una reestructuración y en este sentido, una verdadera oportunidad de cambio e innovación. Sin lugar a dudas, un elemento central en este Decreto tiene que ver con la atención a la verificación de los aprendizajes. Un tema relevante y definitivo en educación pasa a ser realmente protagónico por la dificultad inherente que lleva la estructuración de evidencias y resultados de aprendizaje en función, no sólo de los perfiles esperados, también, de la manera como se expresan las competencias, habilidades, desempeños y destrezas en contextos situados, formación ética y de valores bajo una identidad o impronta institucional que define en términos prácticos el tipo de profesional que las instituciones ofrecen, más allá de las dinámicas y exigencias del mercado sino, ante todo, a la sociedad colombiana.

En este orden de ideas, el Considerando No. 17 del Decreto, deja implícita la atención que para el Sistema de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior tiene la evaluación de capacidades y procesos de las instituciones para evidenciar la integralidad, diversidad y compromiso con la calidad de las instituciones. Este asunto no es baladí, pues en otras palabras, se trata de un reto de orden estratégico y pedagógico al reorientar todas las prácticas hacia la sistematización de evidencias de aprendizaje y tal como lo expresa el mismo documento, considerando los avances en las labores formativas, académicas, docentes, científicas y culturales.

Lo que apunta también a una configuración interna necesaria para sofisticar los sistemas de información institucionales, bajo una mirada sistémica que redunde en la toma de decisiones y la integralidad de los datos (esto es sin más, unos sistemas de analítica de datos y visualización de los mismos –bigdata; data visualization) propios de unas Smart Universities. Consistente con los considerandos 21, 22 y 23, se trata de una transformación que no solo opera en la administración o dirección de las instituciones, implica además un cambio de cultura en la autoevaluación, que, dicho sea de paso, deja de ser coyuntural, y pasa a ser, en concreto, un aspecto de profunda atención a los datos, su naturaleza y su impacto en el trabajo curricular y de vida de las instituciones en sus funciones sustantivas y procesos de apoyo.

Entonces, quedan algunas preguntas que nos deben permitir reflexionar y comenzar a teorizar sobre los sentidos y significados de las “declaraciones expresas”, la forma objetiva en que se evidencian y la manera como su naturaleza (en términos de dato) implican criterios tanto cualitativos como cuantitativos para dar cuenta de fenómenos de enseñanza y aprendizaje, de las capacidades concretas de las instituciones para llevar a cabo este redimensionamiento que nace en las practicas docentes y de la capacidad instalada en términos de manejo de datos y eficiencia en la toma de decisiones con las que se cuenta.  Estos como mínimo, son las inquietudes que en términos pedagógicos y estratégicos que deberán abordarse como desafío compartido y de debate académico entre las IES como trabajo pendiente que nos deja el Decreto 1330. Que ideal sería que este objeto de reflexión y trabajo académico contará con un despliegue de los equipos intelectuales y administrativos de la educación en las IES como instancia de convergencia y colaboración interinstitucional.

Fuentes de referencia:

Brown, Wendy (2017) El pueblo sin atributos. La secreta revolución del neoliberalismo. Malpaso editorial.  

Rodríguez, Edgar (2018) Smart Universities. Disponible en: https://www.universidad.edu.co/smart-universities-oportunidad-para-humanizar-la-universidad-edgar-rodriguez-oct-18/

Rodríguez, Edgar (2019) Institutional research. Disponible en: https://www.universidad.edu.co/institutional-research-ir-perspectiva-clave-para-la-universidad-siglo-xxi-edgar-rodriguez-enero-19/