Documentan denuncias de acoso sexual en IES de Medellín

Junio 27/20 La emisora LA FM señala tener los testimonios de mujeres que han sido víctimas, desde hace tiempo, de acoso en las universidades EAFIT y de Antioquia, así como en la Filarmónica.

Las denuncias son presentadas por los periodistas  Santiago Ángel y Ana María Londoño.

El siguiente es la síntesis del informe presentado por la emisora LA FM:

La FM conoció decenas de denuncias de mujeres que afirman haber sido víctimas de acoso en las dos principales universidades de Antioquia.

Este podría tratarse de uno de los grandes casos de exposición de acoso sexual en Colombia en las universidades. En La FM se reveló el año pasado un caso similar en la UPTC, pero esta vez las denuncias son masivas y muchas de ellas detalladas.

Hay varias instituciones privadas y públicas  cuestionadas. En total hemos revisado uno por uno más de veinte testimonios. Por ahora y respetando el derecho a la presunción de inocencia La FM no va a exponer los nombres de los acusados, pero sí los lugares en los que trabajan. El factor común de estas denuncias es que se trata de academias y facultades de música y en espacios de filarmónicas.

EAFIT

La universidad en donde se origina la mayor cantidad de denuncias es la Universidad Eafit. Allí hay denuncias por lo menos contra tres profesores que hoy están activos, algunos en cargos directivos, de varias mujeres que los señalan de haber tenido comportamientos inapropiados durante las clases y las prácticas musicales. Comentarios fuera de lugar, tocamientos indebidos, acoso sistemático en las redes sociales, insinuaciones sexuales, y todo esto sin consentimiento de las alumnas que claramente estaban subordinadas a una posición de poder.

Estas son las principales denuncias que recopilamos en la Eafit de diferentes mujeres:

“Una vez estudiando en Eafit entró en mi cubículo, me arrinconó, y besó sin consentimiento”.

“Odié la música clásica por años, no quería saber nada del violín. Le perdí todo el sentido”

“Me mandaba insistentemente mensajes muy incómodos al chat”.

“En repetidas ocasiones hacía insinuaciones incomodas en clase. Además daba indicaciones musicales que terminaba relacionando con sexo”.

“Yo estudiaba múisca en Eafit, y me acosaba por redes sociales y en persona”.

“Una vez delante de todos en clase maestra me dijo que lo que yo necesitaba era un novio, que a mí no me salía la música porque yo no tenía novio. Que me buscara un novio para darle un mordisco. Siempre se refería a cosas sexuales y me preguntaba sobre mi vida personal. Yo hacía lo que él decía porque estaba obsesionaba con tocar bien y él representaba una figura de autoridad”.

“Nos hacía comentarios muy pesados, se refería a los senos, a la vagina, a las piernas. Una vez le tomó una foto a las piernas de una amiga y se la mandó. A mí una vez me dijo que nada más iba a la universidad a mirarme las piernas porque soñaba con tener una blanquita como yo. Le decía a otros compañeros que hicieran tríos con nosotras”.

La FM tiene grabaciones en audio y documentos de los testimonios que no se revelan para proteger la identidad de las denunciantes por acuerdo con ellas. Una de las víctimas autorizó  que su nombre se conozca públicamente. Es Mónica Muñoz Alzate, egresada del departamento de Música de la Eafit que desde hace un tiempo vive en Estados Unidos y dijo que denunció estos hechos de acoso contra ella a la Universidad en el 2014, y luego una vez más en el 2015, pero no ocurrió nada.

“Hablé en el 2014 con el que era jefe del departamento de Música de la Eafit y me dijo que iba a hablar con el profesor que me acosó. En teoría no iba a decir mi nombre, pero con plena seguridad podría decir que sí dijo quien era la estudiante porque luego de eso la convivencia en las clases maestras se volvió imposible. Luego volví a hablar en el siguiente año en el 2015 con quien era el jefe de departamento. Conmigo estuvo otra estudiante. Esta persona dijo que iba a hablar con el profesor porque eso no se podía repetir. Pero todo siguió igual. Yo me gradué y me vine a vivir a Estados Unidos y por medio de los compañeros y de las denuncias de las chicas que han venido llegando, sé que todo siguió igual. Hay profesores que saben de las denuncias”, afirmó Muñoz.

La Universidad publicó un comunicado luego de que buscamos respuestas con preguntas puntuales sobre los posibles casos de acoso de sus profesores activos. Dijeron que tienen un protocolo diseñado para revisar denuncias de acoso sexual y que ya iniciaron investigaciones y procesos disciplinarios contra los docentes. La FM envió correos a cada uno de los maestros señalados y solo dos de ellos respondieron argumentando que se encuentran afectados y que solo hablarán ante las autoridades de ser necesario.

Universidad de Antioquia

Hay seis nombres vinculados directamente con la facultad de Artes de la Universidad de Antioquia, tres de ellos se repiten con frecuencia y las acusaciones van desde miradas incómodas, comentarios inapropiados a menores de 14 años, hasta besos sin consentimiento y tocamientos a los genitales de menores de edad.

Según varios de los testimonios, las víctimas se han quejado en el pasado ante las directivas de la institución sobre uno de los acusados. Sostienen que la solución en ese momento fue citarlas a una reunión con el presunto victimario, encuentro a la que ninguna asistió cuando se enteraron de que el docente iba a estar presente para confrontarlas.

Se consultó  con la oficina de prensa del Alma Mater y aseguraron que no tiene aún denuncias formales al respecto, pero que  la Dirección de Bienestar Universitario conoció los últimos señalamientos y tiene programados espacios de conversación sobre el tema con el ánimo de ofrecer el apoyo que sea necesario y activar los protocolos institucionales sobre la materia.

Contrario a esa declaración La FM conoció que la semana pasada en el Concejo de Medellín se realizó una conferencia virtual con expertos sobre acoso sexual. Estuvieron presentes representantes de la UDEA,  la Universidad Nacional y otras instituciones de educación superior. Allí se denunciaron puntualmente algunos de los casos citados. La Universidad además había recibido solicitudes de cambios en los programas desde 2016 de estudiantes que denunciaron ser víctimas de acoso. Muchas de ellas tuvieron que consultar a psicólogos independientes por las experiencias que vivieron en las aulas.

Estas son algunas de las denuncias que recopilamos:

“Desde la primera clase me intimidó y me hacía comentarios inapropiados de que estábamos solos y se lanzó a besarme. Yo era menor”.

“Ha habido muchas denuncias, las niñas enviamos cartas esperando alguna acción de la universidad pero la gran solución fue citarlas a una reunión con él. Ninguna fue”.

“Todos sabíamos que tocaba como a niñas como a niños y nunca dijimos nada. Él llegó a tocarme en clase y yo no me dejaba. Lo insultaba y me gritaba, pero vi cómo tocó a una amiga y ella le dio una cachetada”.

Red de escuelas de música de Medellín

Es uno de los programas con más continuidad en las administraciones de turno en la ciudad.  Este convenio entre la Alcaldía y la Universidad de Antioquia tiene como objetivo formar a niños y jóvenes desde los 3 hasta los 24 años; nació en 2013 y en este momento tiene 27 escuelas en las que participan 5.000 personas.

Estos datos no son menores y es que hay por lo menos ocho denuncias sobre acoso sexual en este programa en el que la mayoría de los estudiantes son menores de edad, algunos en situación de vulnerabilidad y de estratos bajos de Medellín.

Los señalamientos  también son contra las directivas, a quienes se les acusa de hacer caso omiso a las quejas e incluso sostienen que en el ambiente es natural que los profesores les hagan propuestas a las menores desde los 13 años.

Intentamos obtener algún pronunciamiento de la Red de escuelas de Música, pero no fue posible.

Estas son las denuncias:

“La red es un nido de abuso, los profesores ven súper normal coquetear con sus alumnas desde los 13 años. En el tiempo en el que estuve en la red más de 4 profesores se me insinuaban y normalizaron decirme cosas bastante pasadas desde mis 14 años”.

“Una vez entré al baño en la escuela de música y se entró conmigo y cerró la puerta”.

“Encerraba a niñas en la oficina y a muchas de mis amigas las morboseaba”.

“Una vez estaba borracho, e intentó abusar de mí. Yo era menor”.

“Quiero denunciar que el profesor de Trombón de la red, cuando tenía 13 años, me tocó la vagina en pleno salón de clase y yo tuve miedo de decir algo, lo afronté y su respuesta fue: no soy de palo”. 

Tenemos además capturas de chats, correos electrónicos enviados a las universidades y más testimonios de las mujeres que decidieron denunciar. Hay por lo menos 30 nombres de profesores que se repiten en las denuncias y otro capítulo de señalamientos que tiene que ver con la Filarmónica de Medellín en donde también se denunciaron casos de acoso a menores de edad de hace varios años, de parte de profesores y miembros que hoy continúan en el grupo musical.

Compartir en redes