El Observatorio de la Universidad Colombiana




Ecuador: Promesas en ed. sup. de presidente Lasso, que Colombia debería escuchar

Junio 1/21 En su discurso de posesión el nuevo presidente Guillermo Lasso, apuntó especialmente al sistema universitario de ese país, con promesas que bien valdría la pena tener en Colombia.

Tras una reflexión sobre el atraso de su nación en cifras de cobertura educativa en educación superior (de alrededor del 30 %), el nuevo mandatario pidió, como primera acción, convocar, a través de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación Senescyt, una reunión suya con todos los 73 rectores de las universidades públicas y privadas de ese país.

En Colombia ni la ministra de Educación ni ninguno de los últimos presidentes han hecho esto. Las reuniones se hacen con unos pocos rectores (los cercanos al gobierno), pero no con toda la institucionalidad.

El otro anuncio importante es que, desde ya, el Gobierno tiene un primer borrador de reforma a la Ley de Educación Superior, caracterizada por una reforma a la Senescyt “para que los jóvenes ecuatorianos no sigan sufriendo una violación a su libertad individual”, señaló Lasso en referencia al mecanimo de acceso a las universidades, que aplica en ese país, en donde dicha entidad es la que define qué y en dónde pueden estudiar.

Lasso señaló que mandaría el texto de la reforma a la Asamblea Nacional, después de la reunión con los 73 rectores (un ejercicio de concertación poco visto en Colombia, que en los 28 años de la Ley 30, muchas veces se ha hablado de reformarla, pero nunca de hacerlo en consenso pleno con el sector).

La última reflexión del presidente ecuatoriano sí que gusta a los rectores colombianos, que la comparten plenamente, aunque poco se atreven a decirlo en público. Según Lasso, “no puede ser posible que en pleno siglo XXI, las universidades tengan que pedir permiso al Gobierno para muchas de sus actividades. Entre esas, ampliar su capacidad de acción con extensión o con nuevas carreras, o con la aprobación de nuevos sistemas de estudio, como el sistema on line. Requerimos universidades libres”.

Esto último responde perfectamente a los “gritos” de las IES colombianas que consideran que el Ministerio de Educación Nacional controla todos los procesos, con excesiva normativa y demora en los procesos.

 

Compartir en redes