Escándalo Uninpahu y la pregunta de cómo transferir puestos de fundadores

Dic 6/21 Violencia en la familia “dueña” de Uninpahu trae dudas sobre el gobierno de la IES, el supuesto no lucro y la “negociación” de cargos en la asamblea de fundadores.

El contexto

Luis Hernán Linares Ángel fue un “patriarca” del sector. Un reconocido psicólogo que creó dos IES: La Institución Universitaria Inpahu y la Fundación Universitaria Los Libertadores.

Tras su fallecimiento y las diferencias entre sus hijos, el control de las IES se dividió. Los Libertadores quedó bajo el control de Juan Manuel Linares Venegas, actual presidente de esa IES, mientras que Inpahu quedó “en manos” de María Paula Linares Venegas. En la práctica ambas IES con muy poco relacionamiento académico, familiar e institucional.

El escándalo

Una columna escrita por la abogada Ana Bejarano Ricaurte, en el portal Los Danieles, hizo pública una crisis de violencia intrafamiliar de María Paula Linares y su esposo. Se habla de maltratos, golpes, denuncias y hechos repudiables en la convivencia familiar en cualquier contexto o actor.

Según la columnista, por cerca de 20 años el esposo de María Paula y actual presidente de Uninpahu, Juan Luis Velasco Mosquera, ha ejercido violencia física, verbal y económica, y en 2.019 el abogado Velasco la presionó para reformar los estatutos y cambiar la composición de la Asamblea de Fundadores de Uninpahu para quedarse con el control de la IES, de tal forma que se quedó con la mayoría en la junta y la hija del fundador con la minoría.

Según informó W Radio, a partir del testimonio de María Paula, la semana pasada la Fiscalía le imputó cargos al abogado Juan Luis Velasco Mosquera. Lo hizo después de dos aplazamientos solicitados por su apoderado Iván Cancino.

Hechos críticos para el sector

Este caso no es único en la educación superior, concretamente en las IES privadas (no en la violencia, sino en las peleas por el control de IES), y la denuncia sobre los intereses que hay detrás de cargos, o sillas, o votos, en una asamblea de fundadores, obliga a tratar de entender esto en una sector que, aparentemente, por ley, corresponde a una institución sin ánimo de lucro.

No es solo peleas familiares, también se escucha, habla y conocen casos de inversionistas extranjeros o representantes de terceras IES que para apoderarse del control de una IES han hecho “ventas” en el extranjero, se compran los votos de fundadores o sus herederos, a quienes les consignan recursos para que simplemente voten por el interés de quienes les consignan y, la más común, es hacer una reforma estatutaria en la que se cambie la configuración de la asamblea o consejo directivo o superior o salas generales, que son las máximas instancias decisivas, y a través de las cuales se define, entre otros, la destinación de los recursos y la prioridad de las inversiones.

Muchos de estos presidentes o “dueños” son mínimamente visibles en el sector. En el caso de Inpahu, Velasco Mosquera poco o nada se conocía en el sistema de educación superior, y como él hay muchos otros presidentes o representantes legales que, por encima de los rectores (que son la cara pública para el sistema), son los que verdaderamente mandan, especialmente en los temas relacionados con contratación, inversiones, nómina, infraestructura  bancos.

En el caso de Inpahu, su actual rector es Diego Fernando Buitrago Navarro, quien fue funcionario de Inspección y Vigilancia de Mineducación.

Cuánto ayudaría que, precisamente, el Ministerio de Educación Nacional, hiciera públicos los nombres de todos los integrantes de salas de gobierno, asambleas, presidentes y miembros de juntas de todas las IES.

Un cruce de esos nombres sí que traerían muchas sospresas!.

 1,312 

Compartir en redes