Historias de violencia y estigmatización en la U. pública, para nunca repetir

Sept 3/21 En Bucaramanga, la Comisión de la Verdad se reunió con algunas victimas y victimarios que protagonizaron el conflicto armado colombiano que infiltró, por décadas, a las universidades públicas.

Según los registros son cerca de 600 universitarios muertos en el último medio siglo, por culpa de la violencia, de todos los sectores, en los campus universitarios. A final de año la Comisión de la Verdad presentará el informe final.

Guerrilla, paramilitares y fuerzas del Estado percibieron a las universidades públicas como un lugar para reclutar, incidir en procesos de movilización, amenazar, intimidar y generar todo tipo de violencia. En ese proceso cada actor del conflicto armado fue responsable de varios delitos, entre ellos, desapariciones forzosas y homicidios.

Este tipo de afirmaciones se escucharon en la Universidad Industrial de Santander, UIS, escenario de un encuentro para reconocer los impactos de la guerra, en los últimos 50 años, en ocho universidades del país denominado ‘El conflicto armado en las universidades: generaciones que no se rinden’.

Este espacio fue convocado y organizado por la Comisión de la Verdad. En este encuentro se escucharon a las víctimas narrar cómo fueron amenazadas e intimidadas. Otras recordaron a sus seres queridos muertos. También hablaron los victimarios, hoy vinculados en restablecer la verdad histórica de la guerra, quienes pidieron perdón por todas estas formas de violencia que dejaron, por lo menos entre 1962 y el 2011, 588 jóvenes del movimiento universitario muertos.

Allí se referenciaron situaciones como el homicidio, desplazamiento y exilio de estudiantes de la Universidad del Atlántico en la década de los noventa, estudiantes de la Universidad de Antioquia de la década del ochenta y las masacres del 26 de septiembre de 1971, en Cali, y del Colectivo 82, en Bogotá.

El encuentro fue presidido por el padre Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad, quien aseguró que “las insurgencias profundizaron la guerra y la violencia en las universidades, sembraron el miedo y profundizaron la estigmatización contra las universidades, docentes, funcionarios y estudiantes”. Además, agregó que “la alianza entre fuerza pública y organismos de seguridad del Estado con grupos de autodefensa y paramilitares, en algunos casos, tuvo efectos devastadores sobre la comunidad universitaria del país”.

El exvicepresidente y General (r) de la Policía Nacional, Óscar Naranjo, dijo que “la universidad no estuvo exenta y fue estigmatizada. Cuando fui director de inteligencia contribuí a estigmatizarla por considerarla afín a grupos armados. Que error tan grande”.
.

Clic para ver el video de todo el evento

Asimismo, el comisionado Saul Franco, encargado del informe, se refirió habla a las afectaciones a las universidades y la dificultad para encontrar cifras que documenten el estos impactos. “La cuantificación de estos hechos es muy difícil, porque no hay un registro contable.

De igual forma el comisionado informó que la Comisión de la Verdad recibió 27 informes de universidades en la que resaltan datos alarmantes de estudiantes universitarios asesinados en medio siglo en Colombia. 

Clic para conocer el informe de la Universidad de Antioquia

Adaptación de noticias presentadas por los diarios Vanguardia y El Heraldo

 447 

Compartir en redes