Hora de organizar las normas sobre calidad: Fernando Ardila – julio/22

Al analizar las perspectivas en educación superior con el gobierno Petro, Ardila Patiño hace un recuento de toda la normatividad expedida en temas relacionados con calidad en los últimos años, su complejidad y a veces confusión, así como la necesidad de rediseñarlas.

Todos los gobiernos al iniciar sus periodos, lo que hacen es aceptar retos desde los diferentes sectores (educación, salud, seguridad, agropecuario, construcción, entre otros) de la Nación que deciden asumir para gobernar. La educación superior para el caso del gobierno entrante no será la excepción, para lo cual se hace importante analizar los retos desde dos áreas para el sector de la educación superior a saber: La normativa de la educación superior y desde lo técnico.

En lo normativo, Al revisar la evolución de dicha normativa en lo referente registro calificado vemos: 

  • Decreto 2566 de 2003, Estableció las condiciones mínimas de calidad y demás requisitos para el ofrecimiento y desarrollo de programas académicos de educación superior, tuvo vigencia cinco años hasta la aparición de,
  • Ley 1188 DE 2008, nace para regular el registro calificado de programas de educación superior y determino otras disposiciones. Aún está vigente, no obstante, a los dos años de su expedición se decreta,
  • Decreto 1295 de 2010, Reglamento el registro calificado de la Ley 1188 de 2008, su vigencia duro cinco años hasta la aparición de,
  • Decreto 1075 de 2015, el cual agrupa las normas reglamentarias que administran el sector educativo y busca ser una herramienta jurídica único para el sector, tuvo vigencia de tres años, hasta la aparición de,
  • Decreto 1280 de 2018, buscaba reglamentar el sistema de aseguramiento de la Calidad de la Educación. Por omisiones en los procedimientos y considerarse ilegal, sumado a las inconformidades tuvo vigencia de un año y aparece,
  • Decreto 1330 de 2019, Llega para calmar los ánimos dejados por su antecesor, (decreto 1298 de 2018) se enfoca en los procesos de acreditación académica, reglamenta las diferentes modalidades de estudio (presencial, a distancia, dual y virtual), reconoce las diferencias entre los programas técnicos, tecnológicos, de pregrado y posgrado. Al año y medio de vigencia aparece, lleva vigente tres años
  • Resolución 21795 de Nov 2020, el cual establece los criterios de autoevaluación, de verificación y evaluación frente a las condiciones de calidad de los programas, (reglamentadas en el Decreto número 1075 de 2015, modificado por el Decreto número 1330 de 2019), para obtención, modificación y renovación del registro calificado. Aún está vigente, no obstante, llega una nueva directiva ministerial pasado año y medio de su aparición.
  • Directiva Ministerial No. 2, del 25 de Julio de 2022. Orientaciones para el trámite de obtención, renovación y modificación del Registro Calificado.
  • Resolución 015224 de agosto de 2020, la cual establece los parámetros de autoevaluación, verificación y evaluación de las condiciones de calidad institucional. (Recordar la vigencia de la Resolución 21795 de Nov 2020, establece los parámetros de autoevaluación, verificación y evaluación de las condiciones de calidad de programas)

Lo que se puede deducir de las fechas y propósitos de las normas es, que han cambiado demasiado rápido (no se completa una cohorte de graduados), lo cual ha llevado a perder la oportunidad de evaluar el impacto de cada norma, realizar los ajustes que amerite y mantener lo que se justifique, para poder construir sobre lo construido, este procedimiento permitirá, consolidar un modelo para la educación superior y potencializar las virtudes particulares de cada IES.

En lo técnico, pareciera que se avanza hacia una estandarización de la academia, veamos:

  • Existen Resoluciones, por las cuales se definen las competencias específicas para la oferta y desarrollo de los programas académicos del nivel de formación profesional (p.e: Deporte o en Recreación 1962 de 2006. En psicología, Antropología, Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales, Lingüística, Filosofía, Historia, Literatura, Sociología y Trabajo Social, del área de Humanidades y Ciencias Sociales la resolución 466 de 2007. Para administración la resolución 2767 de 2003. Para economía la resolución 2774 DE 2003. En ingeniería la resolución 2773 de 2003, entre otras). Adicional a éstas se han determinado unos resultados de aprendizaje iguales para todas las carreras.

Se ha desaprovechado esta directriz para dinamizar la movilidad estudiantil y docente. Así como poder medir la innovación académica lograda con el paso del tiempo, en cambio, se ha incorporado un despropósito al generalizar resultados de aprendizaje como norma, para todas las IES y programas, puesto que homogenizar la educación es un propósito contrario a su naturaleza e incluso a lo planteado en la ley 30 del 92, en su Artículo 4o. “La Educación Superior, sin perjuicio de los fines específicos de cada campo del saber, despertará en los educandos un espíritu reflexivo, orientado al logro de la autonomía personal, en un marco de libertad de pensamiento y de pluralismo ideológico que tenga en cuenta la universalidad de los saberes y la particularidad de las formas culturales existentes en el país. Por ello, la Educación Superior se desarrollará en un marco de libertades de enseñanza, de aprendizaje, de investigación y de cátedra”. (subrayado del autor). De igual manera se desconoce que la lectura critica, son dos procesos diferentes que deben estar integrados a los diferentes materias o cursos de carrera pues se van logrando articuladamente a otros procesos académicos, no de manera aislada.

  • Se plantea en el decreto 1330 de 2019,

Concepto de calidad. Es el conjunto de atributos articulados, interdependientes, dinámicos, construidos por la comunidad académica como referentes y que responden a las demandas sociales, culturales y ambientales. Dichos atributos permiten hacer valoraciones internas y externas a las instituciones, con el fin de promover su transformación y el desarrollo permanente de sus labores formativas, académicas, docentes, científicas, culturales y de extensión.

No obstante, La renovación de registros calificados se hace desde punto cero (se desconocen las evidencias del anterior registro calificado, las cuales deben ser punto de partida para renovar registro). Esto permitirá evidenciar la evolución de la educación superior y diferenciar una IES de otra gracias a visibilizar las virtudes de cada una, más allá de los requisitos mínimos para registro calificado.

También se está evaluando cada factor de manera aislada (lista de chequeo) respecto a los otros factores, de modo que se pierde la oportunidad de medir el crecimiento (de cada factor) para el programa o IES, así como los aportes institucionales a cada programa, de igual manera aún no se evalúa los avances, ajustes, actualizaciones, cambios, acordes a la demanda social, cultural y ambiental, actual. De igual manera no se mide como tributa la administración a los procesos académicos. Esta practica desconoce los avances de cada IES y programa académico, opaca sus avances y logros.

  • La Resolución 21795 de Nov 2020, confina la educación superior a resultados de aprendizaje.

Esta incorporación de REA, desconoce la importancia de los PEI (Proyecto Educativo Institucional, el cual determina los fundamentos filosóficos de la Universidad en congruencia con las bases pedagógicas, modelo educativo entre otros), lo cual impide potenciar las individualidades que cada IES, plantea en su PEI, los enfoques, lo que las hace sui generis. La valoración debe girar en torno al PEI, MODELO EDUCATIVO, resolución de competencias respectiva. Desconociendo entre otras cosas que los procesos de lectura y critica, son dos procesos diferentes que se desarrollan en momentos y condiciones académicas diferentes, no se resuelven con un semestre en un espacio académico, se concretan a partir de una cultura académica al interior de cada materia y según el enfoque del PEI.

  • Se evalúan 12 factores de calidad de la educación, 48 características (11 características corresponden a procesos académicos) 8.33% de peso como factor.

Esto otorga un peso específico bajo para los procesos académicos, los cuales son la razón de ser de las IES, lo cual va relegando a un segundo plano la academia y va perdiendo peso e importancia, dándole mayor fuerza lo administrativo. Adicional a ver la resolución 015244 de agosto del 2020, la cual establece los parámetros de autoevaluación, verificación y evaluación de las condiciones de calidad instituciones, Articulo 3. Condiciones Institucionales de calidad, las condiciones de calidad establecidas para la obtención y renovación de registro calificado son:

  • Mecanismos de selección y evaluación de estudiantes y profesores.
  • Estructura administrativa y financiera.
  • Cultura de autoevaluación.
  • Programa de egresados.
  • Modelo de bienestar.
  • Recursos suficientes para garantizar el cumplimiento de las metas.

No son considerados los procesos académicos dentro de estas condiciones, es decir la importancia, el peso de la academia cada vez es menor dentro de los procesos de registro y calidad, lo planteamiento en el PEI no se miden, lo cual reafirma la estandarización en educación superior, va reduciendo la importancia de los procesos académicos, pedagógicos, didácticos, metodológicos, los cuales son los que garantizan los resultados académicos.

PROPUESTA

  1. Modificar la ley 30 no solo para mejorar ingresos de las IES públicas, sino para incorporar los procesos de registro calificado y calidad, con lo cual se lograría “despolitizar” la educación superior en algún grado.
  2. Medir los efectos logrados con los cambios de norma y su implementación en las IES (avances, evolución) y lograr visualizar que se ha hecho bien para mantenerlo y que se debe mejorar, buscando consolidar un modelo de educación superior de largo plazo.
  3. Derogar la resolución 21795 y emitir una nueva, integradora de factores y que tome como punto de partida para renovar registro calificado, las evidencias del anterior (igual para acreditación) y que tome como referente el PEI de cada IES.
  4. Integrar factores para tener menos grandes categorías y poder evaluar más detalle de cada característica (no lista de cheque, si impacto) que compone cada factor pertinente a cada programa. (los factores 1, 4, 6, 8, 10 y el 11 se deben integrar (misión y proyecto institucional, procesos académicos, investigación y creación artística, procesos de autoevaluación y auto regulación, organización, gestión y administración, recursos de apoyo académico e infraestructura física), corresponden a procesos académicos). De este modo los procesos académicos, tendrán mayor peso institucional, lo cual responde a la razón de ser de las IES, logrando centrar la evaluación de las IES en los procesos académicos y en como tributa la administración a dichos procesos.

EFECTOS ESPERADOS

  • Trazar una prospectiva de crecimiento permanente en la calidad de la educación superior.
  • Elevar la importancia y peso específico de los procesos educativos.
  • Generar nuevos empleos docentes en las IES.
  • Emitir una normativa de avanzada para el sector.
  • Lograr evaluar cada IES desde sus propios avances y logros.
  • Generar procesos pertinentes y actualizables.
  • Lograr aprovechar la flexibilidad y los créditos académicos para atraer a las generaciones de hoy con modelos pertinentes a sus dinámicas mentales y a la actualidad de los mercados.

——

Ardila Patiño es Máster en administración Gerencial, Especialista en Gerencia de Mercadeo, Licenciado en Educación física, docente universitario desde 1996, directivo de programas, estudioso de la normativa en educación superior, (registro calificado y acreditación) pedagogía y didácticas para el mismo sector.

 259 

Compartir en redes