La inflación está sacrificando salarios dignos de investigadores doctorales

Nov 17/22 La prestigiosa publicación científica Nature ha alertado sobre cómo el estado de la economía mundial está comenzando a sacrificar los ingresos y dedicación a la investigación de estudiantes de doctorado y maestría.

Así lo señala en su análisis denominado The scandal of researchers paid less than a living wage, sobre cómo los procesos de reconocimiento económico de candidatos a doctorado y estudiantes de posgrado se está afectando por la inflación y prendiendo alarmas entre el sector de investigadores sobre una necesaria acción rápida y decisiva de gobiernos y agencias de financiación para asegurar el futuro de la ciencia y los beneficios económicos y sociales.

Según la publicación, alrededor del 85% de los 3.253 encuestados autoseleccionados de todo el mundo están preocupados por el aumento de la inflación . Tres cuartas partes de ellos son candidatos a doctorado, y el 45 % de todos los encuestados señala que la inflación “afectará negativamente” su decisión de completar sus proyectos o cursos.

El siguiente texto de la publicación, explica la situación:

La angustia financiera no es un rito de iniciación o un inconveniente temporal. Podría ser una amenaza existencial para los estudiantes de doctorado y maestría de hoy. Si lo es, también será una amenaza existencial para la investigación misma. Si los estudiantes no tienen los recursos para mantenerse a sí mismos, no pueden poner todos sus esfuerzos en su formación y desarrollo. Y si sus estipendios no se mantienen al día con el aumento de los alquileres y el costo de los comestibles y el combustible, cualquier brecha solo crecerá con el tiempo, con resultados devastadores para la capacidad de la investigación para atraer a los mejores talentos.

Huelgas de estudiantes

No es que estos resultados sean una sorpresa. Las organizaciones que representan a estudiantes e investigadores que inician su carrera ya han estado tratando de llamar la atención sobre su difícil situación. El 11 de octubre, un grupo de estudiantes graduados en Dartmouth College en Hanover, New Hampshire, realizó una huelga como parte de una protesta en curso que pedía un salario digno garantizado y los tipos de derechos y beneficios que conllevan los contratos de trabajo académico. El grupo también busca formar un sindicato, que quiere que Dartmouth les reconozca.

En septiembre, los estudiantes de doctorado de Irlanda organizaron una protesta en Dublín, como parte de una campaña con la asociación universitaria del país para un aumento sustancial en los estipendios de doctorado. También piden licencia por enfermedad pagada y licencia por paternidad .

En julio, los estudiantes de posgrado del Reino Unido organizaron protestas de manera similar y lanzaron una campaña para exigir más apoyo financiero del financiador público más grande del país, Investigación e Innovación del Reino Unido (UKRI).

En ese momento, un representante de UKRI le dijo a Nature : “Reconocemos que el aumento del costo de vida está afectando a los investigadores de posgrado. Como tal, estamos hablando activamente con otros organismos del sector sobre si podemos brindar más apoyo”. Para su crédito, la agencia siguió adelante, el 1 de octubre, aumentando el estipendio mínimo para estudiantes de doctorado para 2022–23 a £17 668 (US$20 400), un aumento de más de £2000 por año. Sin embargo, incluso la cantidad aumentada todavía está por debajo de las 20.000 libras esterlinas, que es la cantidad que un trabajador a tiempo completo pagaría el “salario digno” del Reino Unido de 10,90 libras esterlinas por hora que ganaría durante un año.

Los estipendios de los estudiantes de posgrado también están muy por debajo del costo de vida en los Estados Unidos , una brecha que se ha ampliado con el aumento de la inflación, según una encuesta realizada en mayo por dos estudiantes de posgrado: Michelle Gaynor, estudiante de doctorado de cuarto año en biología evolutiva en la Universidad de Florida en Gainsville, y Rhett Rautsaw, estudiante de doctorado de quinto año en biología evolutiva en la Universidad de Clemson en Carolina del Sur. A nivel mundial, de hecho, hay pocos ejemplos de programas de doctorado que pagan un salario digno.

Las presiones financieras resultantes pesan más sobre unos que sobre otros. Ejercen una presión particularmente fuerte sobre las personas de hogares de bajos ingresos, aquellos que podrían ser los primeros en sus familias en ir a la universidad y las personas de grupos subrepresentados o históricamente marginados, las mismas personas que las universidades están trabajando diligentemente para reclutar y retener.

Si estos estudiantes no pueden completar sus programas de investigación, la misión de la investigación de aumentar la inclusión y la diversidad también estará en peligro.

Las instituciones deben reevaluar su enfoque de apoyo al doctorado. Podrían, por ejemplo, considerar a los candidatos a doctorado como empleados sujetos a las normas locales de salario digno. Sin embargo, esto podría no ser posible en todas partes. Aquellas universidades que no puedan mantener un salario digno deberían considerar renunciar a cualquier prohibición de que los estudiantes graduados trabajen durante su doctorado.

Abogar por el cambio es física y emocionalmente agotador para los estudiantes y académicos además de sus trabajos diarios. No debería tener que ser así. No deberían ser necesarias protestas organizadas y campañas de envío de cartas para estimular la acción. Los estipendios deben pagar un salario digno y debe reconocerse que la inflación erosiona el valor de los salarios.

Una mayor financiación no siempre es la respuesta a los problemas de investigación. Pero esto no es solo un caso de dólares, euros, libras o yuanes. Es una cuestión de prioridades. Las universidades, las agencias de financiación y los gobiernos saben que los doctorandos y los estudiantes de maestría de hoy serán los principales investigadores y líderes de equipo del mañana. Estarán en la academia, en la industria, en el sector público y en organizaciones no gubernamentales. La investigación necesita que los investigadores se queden para completar sus estudios, y eso requiere que puedan pagar sus estudios.

 589 

Compartir en redes