El Observatorio de la Universidad Colombiana




La preocupante demora del SNIES para publicar sus cifras

Sept 9/20 Colombia se precia de sus distintos sistemas de información en educación superior, pero sólo en octubre saldrán estadísticas de 2.019.

Y esos datos -los del Sistema Nacional de Información de la Educación Superior SNIES- serán las más actualizados, pues hay varios indicadores que suman años de atraso.

Si bien el Ministerio viene desatrasándose para actualizar las plataformas y datos de sistemas como Spadies, Observatorio Laboral y el sistema de información de la formación para el trabajo, el permanente atraso poco ayuda para diseñar políticas públicas en educación superior.

Seguramente las cifras de octubre dirán que la cobertura y la matrícula bajó en 2019, como la mayoría lo pronostica, pero esas cifras -en momentos de pandemia- de poco o nada sirven. Si la tasa de matriculados en 2019 aumentó o  decreció, esto debería servir inmediatamente para ajustar presupuestos para IES públicas, presupuestos de fomentos y recursos para el SENA, entre otros.

Las estadísticas del Ministerio son las únicas oficiales del país.

En tiempos de desarrollo tecnológico, información en línea y sincronización de bases de datos, el país ya debería tener las cifras de matrícula en el primer semestre de 2.020.

Pero el SNIES ha sido un permanente dolor de cabeza, no sólo de este sino de todos los Ministerios de Educación. Es más, desde que se administraba en el ICFES.

De por medio valdría la pena preguntar cuántas consultorías y millones de pesos se ha pagado para hacer auditorías y diseño de plataformas que sirvan para el SNIES. El actual fue remodelado en su diseño, pero sigue atrsado. La última conocida públicamente fue la de un millonario contrato de 2016, de la que sus resultados no se han visto en la práctica. Ha sido un dolor de cabeza para el Ministerio.

Apareció con la Ley 30 en 1992. Tuvo su primera versión en 1997, un rediseño entre 2002 y 2005, una muestra piloto en 2006, la búsqueda de articulación con otros sistemas en 2007 (que en la práctica no funciona), una capacitación a las IES en 2008, inclusión de más información en 2009, un rediseño en 2012, otro entre 2014 y 2016, una re-estructuración en 2016-2017, otra integración en 2018….. y el resultado práctico?

No es posible entender por qué su demora si todas las IES tienen conectividad.

Según la información oficial de Mineducación, sólo hasta el 15 de octubre el país (cuando estructuralmente piensa en la programación 2021) conocerá las estadísticas 2019.

Entre tanto, todos los actores del sector tienen que planear casi que a mano, y hacer recuentos individuales.

Y eso que, según el propio SNIES, “el Sistema Nacional de Información de la Educación Superior – SNIES es un sistema de información creado para responder a las necesidades de información sobre la educación superior en Colombia. Esta fuente de información consolida y suministra datos, estadísticas e indicadores relevantes, confiables y oportunos sobre las instituciones y programas académicos aprobados por el Ministerio de Educación Nacional”.

Y entonces aparece la versión oficial según la cual “el Centro Andino de Altos Estudios – CANDANE, responsable de la formación estadística del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE), ha otorgado al SNIES la máxima certificación que se confiere ‘Grado A’, al concluir que el proceso de gestión de la información del sistema en el nivel institucional, regional y nacional, cumple con los requisitos de calidad, confiabilidad y oportunidad. Dicha certificación fue concedida por el proceso que incluye el diseño del software, la captura, la consistencia y la validación de las cifras.

Asimismo en la Conferencia Regional de Educación Superior (CRES 2008) que se llevó a cabo en Cartagena de Indias, el Instituto de Educación Superior para América Latina y el Caribe (IESALC) exaltó al SNIES como uno de los mejores sistemas de América Latina y se convirtió en modelo para la construcción del Mapa de la Educación Superior de América Latina y el Caribe – MESALC”.

A propósito, el MESALC nunca ha funcionado.

Curiosamente para el Ministerio de Educación, “Oportuno”, significa que “la información se consolida y divulga en un tiempo establecido”. Incomprensible.

Compartir en redes