El Observatorio de la Universidad Colombiana




Las alternativas de la FUAC para superar su difícil situación financiera

Marzo 29/21 Para presidenta y rector de la Autónoma de Colombia, la U. tiene una hoja de ruta para la recuperación económica, que no se afecta tras la no concreción de un llamativo préstamo de 8 mil millones.

A raíz de las publicaciones realizadas por este Observatorio, en las que se mencionó cómo la Universidad había presentado al Ministerio de Educación (que finalmente avaló el plan de recuperación financiera de la entidad) la concecución de un préstamo por 8 mil millones para atender las afugias económicas de este año, mismo que finalmente no se realizó por la demora en el desembolso de los recursos de parte del prestamista, y la duda surgida por la forma como la Fundación Universidad Autónoma de Colombia podría enfrentar las dificultades económicas por la no llegada de estos recursos, esa IES respondió a este Observatorio.

Lea: FUAC ya no recibirá polémico préstamo que le iba a dar recursos para vivir este año

En comunicación suscrita por Ricardo Gómez Giraldo, rector (asignado por el Ministerio de Educación, en ejercicio de sus funciones de inspección y vigilancia), y una de las fundadoras, Clemencia Bonilla Olano (foto), en calidad de presidenta del Consejo Superior, estos señalan que “la solicitud del préstamo al Banco Banavic a través de la Empresa Alternative Care S.A.S fue solo una de las opciones que gestionamos con varias entidades tanto nacionales como internacionales. En tal virtud, el hecho de que no se haya cristalizado este préstamo, no significa que la universidad dependa exclusivamente del mismo, como se da a entender en ese aparte de su escrito”.

Para los directivos, “la Universidad, en cabeza de su Consejo Superior diseñó una hoja de ruta para la recuperación financiera de la Institución desde mayo de 2020. Dicha hoja de ruta implica:

a. Una fiducia que ya fue firmada, para pagar salarios y prestaciones adeudadas a los empleados de la Universidad por 4 mil millones de pesos, que está compuesta por dos bienes que serán entregados a ellos como patrimonio autónomo.

b. Venta de bienes: en 2020 se realizó la venta de uno de los bienes de la Universidad, y actualmente se proyectan dos ventas más que permitirán ingresos para poner al día obligaciones con acreedores.

c. Reforma a la convención colectiva, lo que permitirá reducir gastos de nómina.

d. Ingreso de nuevos estudiantes: para este primer semestre de 2021 se recibieron más de 250 estudiantes entre pregrado, posgrado y reintegros.

e. Renovación de oferta académica, ingreso a la modalidad virtual y a programas técnico y tecnológicos, lo que permitirá ampliar las opciones para ofrecer y responder a la demanda actual del mercado educativo.

f. Crédito: con la reciente resolución del MEN y la aprobación de los estados financieros por parte de la Asamblea, llevada a cabo la semana pasada, se iniciaron conversaciones con varias bancas de inversión para conseguir el crédito a más tardar en el mes de junio”.

Las preocupaciones de Mineducación

Si bien los directivos relievan que en la Resolución 004088 de Mineducación, la cartera educativa avala las acciones de la Universidad y señala que “el modelo presentado contempla proyecciones, propuestas y formulaciones que evidencian la posibilidad de evolución de los ingresos costos y gastos de la institución en el largo plazo, permitiendo a través de los flujos de caja proyectados visualizar la viabilidad de la recuperación financiera de la FUAC”, también es cierto que dicha resolución señala que “preocupa la situación con este crédito (el finalmente frustrado con la Empresa Alternative Care S.A.S) debido a que su no desembolso en el 2021 dejaría a la institución con un déficit de aproximadamente $4.615 millones de pesos y posibles problemas de iliquidez, situación que pondría en riesgo la prestación del servicio educativo en condiciones de calidad y continuidad”.

Actuaciones a favor de la calidad

Este Observatorio también reprodujo en su noticia que: Según un análisis de la representación profesoral de la Universidad, “no se entiende cómo una administración del propio Ministerio de Educación Nacional pierde registros calificados como los de los programas de ingeniería ambiental e ingeniería industrial, abanderados con el mayor número de estudiantes de la facultad de ingeniería y después de año y medio no se tiene una solución para enmendar esos errores”.

Al respecto, Gómez y Bonilla señalan que “la Universidad no ha perdido ningún registro calificado, pues las visitas de renovación ocurrieron antes de la intervención de la Universidad. Por el contrario, esta administración se encuentra culminando la elaboración de los documentos con el fin de radicar los documentos de 18 programas por renovar. Además, desde su intervención -a mediados de 2019- se llevó a cabo un complejo proceso financiero, académico y administrativo para recuperar el prestigio institucional, el ingreso de estudiantes y para saldar asuntos contractuales”.

Compartir en redes