Las propuestas de la Misión de Sabios. Ed. Superior, a buscar otro espacio que la piense

Dic 6/19 Tras lo prometido, el Gobierno cumplió y en la fecha acordada la Misión de Sabios entregó su trabajo que reúne aportes de cómo impulsar la ciencia, la tecnología y la innovación en Colombia.

El Observatorio presenta el informe síntesis de las recomendaciones, a la espera de que el país conozca el documento en extenso. Clic para descargar el resumen de las propuestas, preparado por los gestores de la Misión, especialmente la Vicepresidencia de la República, Colciencias, Mineducación e Icetex, y en el que curiosamente no se recoge el nombre de los “Sabios”.

Una de las principales consideraciones del Informe es que éste se orienta a brindar recomendaciones, sugerencias, consejos en 8 áreas específicas: Biotecnología, bioeconomía y medio ambiente; Ciencias básicas y del espacio; Ciencias de la viday de la salud; Ciencias sociales, desarrollo humano y equidad; Energía sostenible; Industrias creativas y culturales; Océanos yrecursos hidrobiológicos; y Tecnologías convergentes e industria 4.0.

“Sin un aumento sustancial de las inversiones públicas en CTI y en educación no será posible sustentar la diversificación de la economía con nuevas industrias de base tecnológica, desarrollar nuestros potenciales y transitar hacia una sociedad basada en el conocimiento y más equitativa”, señala el informe.

También dice que “La Constitución de Colombia exige que un mínimo de 10% de las regalías se destinen a actividades de CTI. La Misión propone elevar este porcentaje al 25% (lo que requiere una reforma constitucional)”.

¿Y la educación superior?

Desde la constitución de la Misión, aparecieron críticas a la no orientación de la educación superior como un actor determinante en la estructuración del sistema y motor de progreso social, y al juzgar por las recomendaciones síntesis, se confirma que -en la lógica de la Misión y el Gobierno- el sistema de educación superior (urgido de una Misión que lo repiense) no fue tenido en cuenta, más allá del aporte de algunas IES acreditadas pero para los 8 enfoques arriba señalados y no para el pensamiento del rol y articulación de las universidades y los actores del sector de la educación superior en sí.

Es decir, la educación superior sigue urgida de un escenario de alta inteligencia colectiva que lo rediseñe.

Por ahora, los Sabios proponen “la creación de un Instituto Superior de Investigación en Educación y Alta Formación de Maestros (IESI). De igual manera, se propone un plan agresivo de becas y estímulos para el estudio de las ciencias básicas, como forma de acercar la investigación y la docencia. La Misión propone una reforma del sistema educativo para soportar el aprendizaje y actualización permanentes y a lo largo de la vida a partir de la generación de un gran ecosistema de aprendizaje. Y se propone transformar la educación media del país y transformar métodos, herramientas y gestión educativa a partir de las grandes posibilidades que ofrece el desarrollo de las tecnologías convergentes e industria 4.0. Las universidades fortalece-rán su rol de guardianes de la investigación básica, las humanidades, la democracia y la libertad, y se conectarán de forma estrecha con centros e institutos”.

El contexto de la entrega del informe

La entrega del documento de recomendaciones se dio en el mismo evento en el que, de la mano, se concretó la creación del nuevo Ministerio de Ciencia Tecnología e Innovación, que a su vez es una de las apuestas respaldadas por la Misión.

Lea: Decreto 2226 oficializa la creación del nuevo Ministerio de Ciencia, que asume a Colciencias

La Misión Internacional de Sabios 2019 fue convocada por el Gobierno nacional en febrero de este año. Estuvo conformada por más de 40 expertos independientes y ad honorem en diferentes campos y de diferentes nacionalidades.

Esta misión se convocó 25 años después de que la Misión de Ciencia, Educación y Desarrollo de 1994 entregara al gobierno nacional su informe “Colombia al filo de la oportunidad”, que ha sido muy positivamente valorado, pero lamentado en el tiempo por el incumplimiento del país de las propuestas allí hechas.

Esta nueva Misión fue propuesta por el entonces recién elegido presidente Iván Duque y la ministra María Victoria Angulo, antes de posesionarse, ante la Academia Colombiana de Ciencias Naturales.