El Observatorio de la Universidad Colombiana




Las universidades que, tras la pandemia, han sufrido con la recesión accionaria… y la que ha ganado dinero

Abril 13/21 Cuatro universidades privadas y una pública tienen importantes inversiones en la Bolsa de Valores de Colombia. Una sola de ellas ha perdido más de medio billón de pesos por su participación accionaria en época de Covid 19.

Si bien en Colombia las IES no pueden tener ánimo de lucro (Art. 98 de la Ley 30 de 1992), el Ministerio de Educación Nacional nunca ha puesto problema porque éstas inviertan dinero en empresas comerciales que les dan dividendos y, según el valor de la acción ingresos o pérdidas adicionales.

Producto de ello, casos como el de la quiebra de Interbolsa llevó a que varias universidades colombianas tuvieran que aceptar resignada y calladamente importantes pérdidas financieras, que luego buscaron recuperar mediante otras inversiones, aumento de matrículas o, incluso, hasta con el cobro del parqueadero -que antes no hacían- a sus profesores.

Actualmente se registran cinco importantes universidades colombianas (cuatro de ellas acreditadas institucionalmente), que aparecen en los registros del mercado bursátil y la Bolsa de Valores de Colombia, como importantes accionistas, en tres grandes empresas del país.

Estas son las universidades Distrital, Javeriana, Los Andes, Externado de Colombia y la Universidad de Medellín (cuya expresidenta de la Conciliatura, Aura Marleny Arcila Giraldo, ha sido una destacada directiva en la Bolsa).

En el año de panemia, además de los efectos que sobre la matrícula les ha causado la disminución de estudiantes, cuatro de estas IES han registrado pérdidas importantes en el valor de sus acciones, lo cual afecta de manera importante sus estados financieros. La única que, paradójicamente, ha crecido en su inversión accionaria en plena pandemia es la Universidad de Medellín.

En la Empresa de Teléfonos de Bogotá -ETB- que ha tenido problemas de capitalización en los últimos años, participan dentro del grupo de accionistas mayoritarios, además de la ciudad de Bogotá, la pública Universidad Distrital Francisco José de Caldas, la Universidad de Los Andes y la Pontificia Universidad Javeriana.

El valor de la acción, cuando comenzó la pandemia, en marzo de 2.020, era de $274 y un año después se ubica en el orden de los $210 a $220.

Por el número de acciones que tienen, este bajonazo en el valor de la acción le ha hecho perder a la Distrital cerca de $4.500 millones de pesos, a Los Andes $167 millones y a la Javeriana $123 millones.

La otra empresa con importante participación de una universidad, es el Grupo Bolívar, en el que la Universidad Externado de Colombia cuenta con el 26.45  % de toda su participación accionaria. En el año de la pandemia, el valor de su inversión accionaria pasó de valer 1.84 billones de pesos, con una acción a $88.000 en marzo pasado, antes de la pandemia, a 1.32 billones actualmente, con una acción a $63.300, lo que le representa una pérdida del orden de los 516 mil millones de pesos.

Lea: De la U. privada que es dueña de parte de uno de los grupos financieros más grandes

La única universidad que parece estar ganando en medio de la difícil situación del mercado accionario es la Universidad de Medellín, que aparece como una de las 25 mayores inversionistas en las acciones de la BVC (Bolsa de Valores de Colombia), como acción propia, con el 4.14 % de las mismas. En marzo de 2.020 la acción individual de la BVC estaba en $11.537 y un año después se ubicó en $12.235, con lo que la inversión de la UDEM pasó de 224 mil millones a 238 mil, con una diferencia a favor cercana a los 14 mil millones de pesos.

Cuando se gana, se aplaude la habilidad inversionista de las IES, en la espera de que las ganancias se reinviertan, como sugiere la ley, en la propia actividad misional de la Universidad, pero cuando se pierde, caen las críticas a por qué las IES arriesgan sus recursos en una actividad especulativa, en vez de asegurar la estabilidad del patrimonio.

Compartir en redes