Periodista Coronell publica otra denuncia, una más, contra rector de la U. Sergio Arboleda

Mayo 4/22 El rector Rodrigo Noguera Calderón tendría un millonario conflicto de intereses en un litigio en el que actúa como árbitro, al tiempo que la Alcaldía lo tiene recusado.

Noguera (foto derecha) es abogado e integra un tribunal que debe decidir por un multimillonario litigio entre un particular y la ciudad de Bogotá, representada a través de la Alcaldía Mayor.

No obstante esto hay un conflicto legal porque la Dirección de Inspección, Vigilancia y Control de la Secretaría Jurídica de Bogotá elevó pliego de cargos contra Rodrigo Noguera Calderón porque es juez y parte en negocios de la Fundación para el Desarrollo de la Universidad Sergio Arboleda, en la que aparece como donante, beneficiario y deudor.

En las últimas semanas, el periodista Coronell (declarado crítico del expresidente Alvaro Uribe y del Gobierno Duque, que es egresado de la Sergio Arboleda y amigo de su rector), se ha “despachado” en informes que cuestionan al rector Noguera, sin que a la fecha se conozca una decisión judicial o del Ministerio de Educación que comprometan el presente de esa IES.

El siguiente es el texto de la denuncia de Coronell, a través de la emisora W Radio:

Les voy a pedir que traten de imaginarse esta cifra: un billón 195 mil 714 millones de pesos.

Eso es lo que valen las pretensiones de un tribunal de arbitramento en donde la convocada es la ciudad de Bogotá, a través de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESP), y la convocante, una empresa llamada CGR Doña Juana.

Para claridad de todos, CGR en este caso no quiere decir Contraloría General de la República –por lo menos, no todavía– sino Centro de Gerenciamiento de Residuos Doña Juana.

CGR Doña Juana es un consorcio controlado por el señor Carlos Alberto Rangel Esparza, hermano de una de las candidatas a la Contraloría General, María Fernanda Rangel.

La empresa del señor Rangel perdió contra Bogotá otro multimillonario arbitraje, aunque no tan cuantioso, y tiene convocada a la ciudad de Bogotá, a través de la UAESP, por presuntos desequilibrios en la operación del relleno sanitario de Doña Juana.

Con este tribunal, el señor Rangel quiere pagar la deuda que tiene con la ciudad y, de pronto, que le devuelvan plata y bastante.

Si el señor Rangel llegara a ganar, se va a quedar con una parte grande de Bogotá.

El tribunal que debe decidir cuál de las partes tiene la razón tiene tres árbitros:

  • El primero es Alberto Yepes Barreiro, tratadista y exmagistrado del Consejo de Estado.
  • El segundo es el prominente abogado Rodrigo Antonio Durán.
  • El tercero –y aquí está la noticia– es el rector de la Universidad Sergio Arboleda, Rodrigo Noguera Calderón.

El tema es que, esta semana, la Alcaldía de Bogotá va a recusar a Rodrigo Noguera como árbitro de este, uno de los tribunales más costosos en la historia de Colombia.

La razón de la recusación es que la misma Alcaldía inició investigaciones contra Rodrigo Noguera por aparentes manejos irregulares de una fundación.

Como se los contamos hace unos días en El Reporte Coronell, una empresa del rector Rodrigo Noguera, llamada Juridicasa, le donó una hacienda de 800 hectáreas a la Fundación para el desarrollo de la Universidad Sergio Arboleda (Fundeusa), también controlada por Noguera.

Después de recibir la hacienda, Fundeusa –que disfruta de las ventajas tributarias de ser una entidad sin ánimo de lucro– le entregó el usufructo, es decir, la explotación de la propiedad, a otra sociedad controlada por Rodrigo Noguera llamada RyZ Guadalupe S.A.S.

Un ‘yo con yo’, que fue denunciado por el exdecano de la Universidad Sergio Arboleda, Leonardo Espinosa, y que causó que la Alcaldía le abriera una investigación a Noguera.

Lea: Otro “negocio” se suma a las quejas contra la U. Sergio Arboleda. ¿Un autogol?

En la visita a la Fundación de la Universidad Sergio Arboleda, los funcionarios de inspección de la alcaldía encontraron otras irregularidades: por ejemplo, que existe un documento en el que la Fundación se compromete a entregarle el 80 por ciento del valor de la finca donada si la llega a vender a la empresa de Rodrigo Noguera. Entonces, ¿dónde está la donación?

También se sorprendieron cuando la contabilidad mostró que el mayor deudor de la Fundación es… el rector Rodrigo Noguera. Le debe 2.300 millones de pesos, que no ha pagado hace años.

Por esa razón, la Dirección de Inspección, Vigilancia y Control de la Secretaría Jurídica de Bogotá elevó pliego de cargos contra Rodrigo Noguera Calderón.

El rector Noguera tendrá la oportunidad de explicar estas situaciones.

Lo que no puede pasar, por ley, es que siga tan campante de árbitro en un tribunal donde una dependencia de la Alcaldía es la interesada, mientras otra dependencia de la Alcaldía lo investiga. Eso se llama impedimento sobreviniente.

Pero, hasta ahora, el rector Noguera se ha quedado calladito sin declararlo. Quizás porque se encariñó con los 1.200 millones de pesos que está cobrando por honorarios como árbitro.

El plazo para que se declare impedido termina mañana jueves (5 de mayo). Como Noguera es experto en silencios, el viernes será recusado.

Información relacionada: Alias Otoniel salpica en casos de corrupción a las universidades de Cartagena y Sergio Arboleda

La gran influencia de la U. Sergio Arboleda en el Gobierno Nacional

 601 

Compartir en redes