Por estar pensionado, buscan impedir continuidad de rector Parra en la UFPS

Dic 12/18 Los profesores de ASPU de la Universidad Francisco de Paula Santander y un grupo denominado Procuraduría Ciudadana demandó la elección de Héctor Miguel Parra López como rector, por considerar que es ilegal que éste se hubiera presentado al cargo siendo ya pensionado.

Los demandantes (Carlos Alberto Bolívar Corredor, de Procura, y José Armando Becerra Vargas, de ASPU) insisten aunque existe una interpretación de una norma de la Función Pública que favorecería la continuidad de Parra en el cargo.

Según los demandantes, la ley prohibe a los pensionados acceder al cargo de rector universitario, por lo que Héctor Parra debió haberse abstenido de participar para ser designado desde el momento de la inscripción, al igual como otros pensionados decidieron no participar en este proceso.

Ley 1281 de 2016 señala que “La edad máxima para el retiro del cargo de las personas que desempeñen funciones públicas será de setenta (70) años. Una vez cumplidos, se causará el retiro inmediato del cargo que desempeñen sin que puedan ser reintegradas bajo ninguna circunstancia”.

No obstante, mediante decreto 1037, del pasado 21 de junio, el Departamento Administrativo de la Función Pública decidió modificar  la normatividad para permitir que “Rector, Vicerrector General, Vicerrector Nacional, Vicerrector de Sede, Secretario General, Gerente Nacional, Directores Nacionales y Decanos de los entes universitarios autónomos” sean incluidos como excepciones de la función pública y personas pensionadas puedan ser reintegradas, “siempre y cuando no haya llegado a la edad de 70 años”.

La norma original (Decreto ley 2400 de 1968, subrogado por el artículo 10 del Decreto-ley 3074), por la cual se modificaban las normas que regulan la administración del personal civil, consagraba que “la persona retirada con derecho a pensión de jubilación no podía ser reintegrada al servicio, salvo cuando se trate de ocupar las posiciones de Presidente de la República, Ministro del Despacho o Director de Departamento Administrativo, Superintendente, Viceministro, Secretario General de Ministerio o Departamento Administrativo, Presidente, Gerente o Director de establecimientos públicos o de empresas industriales y comerciales del Estado, miembro de misiones diplomáticas no comprendidos en la respectiva carrera y secretarios privados de los despachos de los funcionarios de que trata dicho artículo, y consagra que, por necesidades del servicio, el Gobierno podrá ampliar las excepciones, siempre y cuando que el empleado no sobrepase la edad de retiro forzoso que actualmente se encuentra en 70 años”.

Por ahora el tribunal de Norte de Santander ordenó al Ministerio de Educación Nacional comunicar el estado de los procesos sancionatorios contra los miembros del Consejo Superior Universitario que votaron por Parra.

Parra es ingeniero de sistemas de la Universidad Industrial de Santander, magíster en administración educativa de la Universidad Rafael Urdaneta de Venezuela, y en junio pasado llegó por sexta vez a la dirección de la Universidad, luego de obtener 7 de los 9 votos del Consejo Superior en elección en la que superó a Parra a la también exrectora Claudia Toloza.

La norma de Función Pública

El Decreto 1037 de 2018, de junio pasado (coincidente con las fechas de elección de Parra y Dolly Montoya, en la Universidad Nacional) del Departamento Administrativo de la Función Pública, habilitó a rectores pensionados a reintegrarse al Estado, podría validar la elección de Héctor Parra.

Actualmente Héctor Parra tiene 68 años de edad.