El Observatorio de la Universidad Colombiana




¿Por qué hay más déficit en la U. de Antioquia si el Estado ha dado más recursos?

Julio 30/20 Esta fue la pregunta que, a manera de cuestionamiento, hizo Mineducación en el Consejo Superior de la U. de Antioquia (foto), que causó rechazo en la representación profesoral.

La pregunta fue hecha en la última sesión del Consejo Superior de la Universidad de Antioquia por parte de Ana Milena Gualdrón, delegada de la Ministra de Educación Nacional, y esto ocasionó una nota de rechazo de Héctor Iván García García y Sandra Patricia Duque Quintero, representantes profesorales, a la ministra María Victoria Angulo.

A juicio de estos profesores son inapropiadas las afirmaciones de Gualdrón en el sentido de que no entiende por qué el déficit de la Universidad está en aumento, a pesar de que el Gobierno Nacional le ha inyectado más recursos, por lo que la Universidad debe hacer mayores ahorros para disminuir el gasto, no crear más plazas profesorales y deben buscar las reales causas que expliquen por qué la situación financiera está peor cada año.

Para los académicos “la financiación de la educación superior pública es una obligación del Estado y existe una deuda histórica que ha llevado a las universidades públicas en general y a la Universidad de Antioquia en particular, a un déficit estructural que se ha agravado continuamente, no por causa de ineficiencia en el uso de los recursos o corrupción”.

Explican que la situación de la UdeA es producto, en este momento de dos situaciones: el primero, el déficit
acumulado desde la promulgación de la Ley 30 de 1992; y el segundo, el escenario que hoy nos plantea presupuestalmente, el Covid-19, que ha llevado -entre otros- a una reducción de más del 50% del presupuesto de la Universidad por la afectación en la venta de servicios.

La Universidad vie arastrando una situación financiera compleja de tiempo atrás, y se estima que el plan de ajuste presupuestal pedido por el Ministerio, la Gobernación y el Consejo Superior, es insuficiente para garantizar terminar el año sin déficit.

“Pretender que sea la Universidad la que haga más ahorros, como lo solicita la delegada del Ministerio, sería afectar al personal vinculado laboralmente y los ejes misionales de la Universidad, lo cual es inaceptable”, dicen los voceros profesorales, quienes concluyen diciento que “ratificamos nuestra exigencia de que el gobierno
nacional reconozca los esfuerzos de la Universidad y las dificultades presupuestales, agravadas por la pandemia, y en consecuencia se destinen los recursos económicos faltantes para poder finalizar el año. Si bien, la pandemia ha mostrado la fragilidad financiera del sistema de educación superior pública, hoy es determinante el papel de este gobierno para su garantía”.

Compartir en redes