El Observatorio de la Universidad Colombiana




Razones para el éxito de la formación dual en Alemania

Oct 8/20 Hablar de formación dual obliga a conocer el modelo alemán. Pocas IES nacionales lo tienen, pero se pondrá de moda tras el 1330 y el acuerdo 02 del CESU.

Y también, es un referente obligado y de mayor cobertura en muchos programas de formación para el trabajo y el desarrollo humano.

Las normas para educación superior hablan, ahora, de formación presencial, a distancia, virtual y dual, poniendo de moda este último concepto que lo que hace es combinar el estudio académico con la actividad práctica laboral en la empresa, de forma paralela.

Para el desarrollo de la formación dual, los estudiantes asisten a empresas, en calidad de aprendices, a aprender haciendo y a recibir dinero por su labor. Las empresas enseñan, ahorran costos y desarrollan responsabilidad social corporativa. Y el Estado se beneficia, indirectamente, porque en esta alianza el país se prepara para la modernización tecnológica.

El Estado también apoya a los desempleados en búsqueda de oportunidades, así como a los discapacitados y jóvenes en búsqueda de orientación.

La idea es que el 70% de la formación-aprendizaje se dé en la empresa y el 30% en la escuela profesional.

Existen 1,3 millones de aprendices en 324 profesiones reconocidas. El 53% de todos los empleados del país han tenido alguna clase de formación dual, y el 95% de los aprendices terminan con empleo formal.

Para comprender mejor sus características, la Asociación Nacional de Entidades de Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano ASENOF, realizó su Congreso Anual, en el que Constanza Correa Sarmiento, directora de Proyectos para América Latina, del Instituto Federal de Formación Profesional, quien explicó las características de dicho modelo y presentó las razones de porqué, según ella, funciona en Alemania.

Algunas de estas claves de éxito son:

  • Ya es un sistema consolidado
  • Por el desarrollo industrial del país, se valora positivamente el modelo
  • Hay un gran peso, en la economía, de las pequeñas y medianas empresas. 20% de las empresas del país usan el modelo.
  • Las empresas formadoras tienen las competencias para ello, con profesores muy competentes para ello
  • Una amplia aceptación social del modelo, no solo por el estado y las instituciones educativas, sino por diversos actores sociales
  • El Estado apoya este desarrollo
  • Disposición previa para el modelo dual de parte de todo el sistema educativo
  • Cuenta con un debido marco legal que regula todos sus aspectos
Compartir en redes