El Observatorio de la Universidad Colombiana




Remoción docente en Unicesar: ¿Ajuste a la norma o acomodo político?

Feb 18/21 La Rectoría (e) retiró docentes y directivos y trajo otros. Dice que está aplicando un acuerdo interno, pero críticos señalan que es una retaliación y un ajuste político.

Según el rector (e), José Rafael Sierra Lafaurie (foto), el Consejo Académico había aprobado, mediante acuerdo 006 del 23 de abril de 2018, queespecifica que los docentes que no tengan formación avanzada por lo mínimo de un posgrado no pueden dictar clases en la universidad. Sierra indicó que, al parecer, la anterior administración de la institución superior no aplicaba el acuerdo, lo cual contrariaba todas las normas internas.

El acuerdo 006 del 23 de abril del 2018 establece que “como condición para obtener o renovar el registro calificado de los programas académicos de las universidades deben contar en su nómina de docente con un núcleo de profesores de tiempo completo con experiencia acreditada en investigación, con formación de maestría o doctorado en el caso de los programas profesionales universitarios y de posgrado, o con especialización cuando se trate de programas técnicos profesionales y tecnológicos”.

Por ello, comenta Sierra, el Consejo Académico ejerció el control de las horas de clases dictadas por algunos profesores, acotando que el acuerdo establece que un profesor de tiempo completo debe dictar clases entre 18 y 24 horas directas y para completar las 40 horas establecidas en dicha norma intervienen las horas de preparación de clases, reunión del área, investigación entre otras actividades académicas que completan su horario laboral. “Lo que se hizo fue reajustar y que cada docente cumpliera con las horas requeridas por el citado acuerdo”, Sierra Lafaurie.

Esto ha ocasionado despidos, que docentes ocasionales de tiempo completo los bajaron a medio tiempo y que algunos catedráticos con 18 horas los bajaran a 10 horas. Así mismo, hubo camios en la planta administrativa y decanos.

No es una decisión académica sino política

Los docentes a los que les disminuyó la carga académica y a los que se les fue retirada por completo aseveran que dicha decisión “no tiene nada que ver con la academia, sino con la política”. De acuerdo con Rafael Corrales, representante de los docentes ante el  Consejo Superior Universitario, el retiro de la carga académica de algunos docentes fue porque ellos no apoyaron la gestión o designación del rector encargado de  la UPC.

“El 98 % de los decanos y directores de los departamentos de la institución fueron removidos y posteriormente reemplazados. La carga académica no ha disminuido, hicieron un cambio, sacaron a unos y metieron a otros. Hay docentes que vincularon como remplazo que no tienen posgrados ni especialidades”, comentó Corrales.

Para el presidente del Sindicato Nacional de Docentes Universitarios, Sinaldun, Néstor Quiroz Moreno, ellos no solamente hablan por los derechos de los profesores asociados, sino de toda la población (universitaria): “estamos preocupados, es una preocupación que rueda cada semestre, porque con la autonomía que tienen los rectores de vincular y desvincular docentes, muchas veces o la mayoría de las veces se atropella el concepto de antigüedad, la cualificación docente y otra serie de prerrogativas que se han venido haciendo con el tiempo”.

La UPC cuenta con 1.200 profesores, distribuidos en cuatro tipos de vinculación: de carrera, provisionales, ocasionales y de cátedra (ley 30).

El gran detalle está en que de los 1.200 profesores que tiene la UPC a disposición, unos 1000 los conforman profesores de cátedra y ocasionales, es decir, temporales. El resto se distribuye en unos escasos 100 profesores de carrera y provisionales.

Información trabajada con contenidos noticiosos de El Pilón, Enfoque Vallenato y docentes de la IES.

Compartir en redes