U. Distrital: Sale temporalmente Rector García, y escándalo salpica a políticos

Oct 2/19 Consejo Superior aceptó petición del propio rector de apartarse del cargo. William Castrillón -foto- queda como rector (e). Políticos Prada, Arrieta y Velásquez tratan de salvar responsabilidad.

Rector se aparta del cargo

No se sabe por cuánto tiempo estará fuera de la Rectoría o si es una salida definitiva, pero el hasta ayer rector Ricardo García Duarte, solicitó y le fue aceptada por el Consejo Superior, el retiro mientras se aclaran los hechos de corrupción derivados de las denuncias de Wilman Muñoz, exdirector de Extensión que ha aceptado ante la justicia ser responsable del robo de más de 10 mil millones de la Universidad, y que -según éste- se habría hecho en complicidad de otros directivos, incluido el propio rector García.

“La paradoja es que yo denuncié y salgo perdiendo. Nadie había hecho una denuncia antes desde la rectoría de la Distrital. Lo hice porque afecta mi imperativo ético”, señaló García, quien se ve fuertemente golpeado en su imagen.

El vicerrector académico, William Fernando Castrillón Cardona -en dicho cargo desde diciembre de 2017, fue designado por el Consejo Superior como rector encargado.

El rector (e) es magister en Investigación en Educación del Instituto Central de Ciencias Pedagógicas, magister en Ciencias Ambientales de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, especialista en Informática para la docencia y químico de la Universidad Nacional de Colombia. Lleva más de 20 años en la Distrital.

Buscan responsabilidad en políticos

Son tres los políticos que hasta el momento han sido de alguna manera relacionados con el tema, y estos se han defendido así (en respuestas al diario El Tiempo):

Alfonso Prada, exdirector del Sena y exsecretario de Palacio, fue mencionado por Muñoz en sus denuncias ante la Procuraduría, por haber sido parte -supuestamente- de la maquinaria para elegir a García. “No lo conozco. Jamás tuve contacto con él. No hay una llamada ni un solo chat. No existe en mi vida”.

“Sí me vi con Ricardo García. Fue un encuentro fortuito de unos 5 minutos. Me dijo que quería volver a aspirar a la rectoría. Le dije que tenía una buena imagen de su anterior periodo (2003-2006), pero que desde mi cargo en el Gobierno no tenía incidencia para su nueva elección”, precisó Prada.

Y admitió que si bien, cuando fue director del Sena, se firmó un convenio de interventoría con la Distrital –hoy investigado–, advirtió que desde su cargo no tenía injerencia en su aprobación y ejecución. Incluso, dijo que la universidad fue multada por retrasos.

“Si Muñoz me llega a mencionar de forma directa, tomo acciones legales para demostrar que no tengo nada que ver en ningún escándalo de corrupción. Ya hay 38 decisiones favorables a mi gestión en el Sena”, dijo.

Por su parte, el exsenador y candidato al concejo de Bogotá por Cambio Radical, Samuel Arrieta, también se defendió.

Tradicionalmente ha sido relacionado el nombre de Arrieta con movimientos políticos en al Universidad, en donde fue secretario general en los 90. Dice desconocer a Muñoz. “Nunca tuve relación alguna con él. Y Ricardo García es mi enemigo político, porque cuando fui senador, y él estaba en su primera rectoría, le hice varios debates de control político por su mala gestión”, dijo Arrieta.

Por su parte, la exrepresentante Olga Lucía Velásquez, a quien Muñoz mencionó como influenciadora en la elección de García, ha recordado su participación como gestora de la estampilla universitaria.

Se ha conocido que hay más políticos implicados en las denuncias, y el tema promete generar más noticias, pues hasta ahora inicia el desglose del escándalo.