Vuelven a aparecer nubes negras sobre la U. Autónoma del Caribe

Abril 16/19 El retraso en el pago de la seguridad social en la U. Autónoma del Caribe genera dudas de la salud financiera de la IES, que dice que es una situación temporal. Mineducación pide explicaciones.

Aparentemente la recuperación adminstrativa y financiera de Uniautónoma venía por buen camino. Por lo menos no se había vuelto a hablar del tema, más allá de la preocupación por la drástica caida en el número de estudiantes.

La denuncia del sindicato de profesores y trabajadores de la Universidad Autónoma del Caribe, Sintrauac, se suma a rumores sobre una posible dificultad financiera mucho mayor al retraso en el pago de la seguridad social.

La rectora Claudia Da Cunha no ha expresado públicamente la situación real, y el Ministerio de Educación expidió un comunicado en el que le pide a la IES un informe sobre los movimientos financieros de la institución.

Según el sindicato, “se vienen repitiendo las mismas políticas de la anterior directiva, donde era más importante la fachada y algunos gastos onerosos de contrataciones de personal y de infraestructura priorizando la burocracia por encima de la dignidad de los trabajadores y sus familias como es el caso de la salud”.

Respuesta de la Universidad

Ante el señalamiento de los sindicalistas, la Uniautónoma emitió también un comunicado en el que explica la situación que se vive, sobre todo en lo que respecta al atraso en el pago de la salud, correspondiente al mes de marzo.

“En lo que corresponde a la seguridad social que se debió pagar en marzo de 2019, efectivamente se presentó un atraso en el pago de la misma, producto de una demora en la liberación de unos recursos vía judicial, con los cuales se contaba este mes, incluidos en la planificación financiera y cuyo trámite se ha estado agilizando. “Se espera obtener resultados positivos en los próximos días”, dice la Universidad.

Agrega, sin embargo, que ante esa situación desde el área de Talento Humano “se ha priorizado el pago de la seguridad social para aquellos casos que nuestros colaboradores reporten de urgente atención (embarazos y procesos críticos)”.

Las directivas de la Uniautónoma destacan que se ha priorizado el pago de nóminas y otras obligaciones que estaban atrasadas desde abril de 2018, las cuales han alcanzado los 18 mil millones de pesos.

“Nuestros colaboradores son testigos de la gestión realizada para evitar coyunturas económicas que incidan en temas sensibles como es la seguridad social”, se señala en el comunicado.

La respuesta del Ministerio de Educación Nacional

Las medidas de vigilancia especial adoptadas en febrero de 2018, en el marco de la Ley 1740 de 2014, se ordenaron para superar la grave crisis financiera, de gobierno y administrativa en la Universidad Autónoma del Caribe

Durante el seguimiento realizado por la Subdirección de Inspección y Vigilancia del Ministerio de Educación Nacional a la Universidad, se ha estimado que quedan 11 hallazgos abiertos, y 46 han sido cerrados, lo que significa un cumplimiento en el avance del plan de mejoramiento del 72%.

Se evidenció la recomposición de los órganos colegiados (Consejo Directivo y Consejo Académico), situación que permitió el redireccionamiento de las políticas académicas y administrativas de la Universidad.

Asimismo, se evidenció que se reestablecieron los procesos de aseguramiento de la calidad radicando siete (7) programas para la renovación de registro calificado y en alta calidad se radicaron las renovaciones de acreditación de cuatro (4) programas.

De acuerdo con el informe de gestión presentado ante este Ministerio por parte de la Rectora y Representante Legal, la Universidad ha venido desarrollando un modelo financiero que permite “la sostenibilidad financiera de la Institución en el corto, mediano y largo plazo, integrando el plan de pagos a terceros”.

De acuerdo con la última visita de seguimiento realizada por la Subdirección de Inspección y Vigilancia, se evidenció que la Universidad Autónoma del Caribe pagó todas las acreencias laborales anteriores al año 2018, la cuales ascendían a un valor de $33.880.455.827.

Las medidas preventivas y de vigilancia especial ordenadas por el Ministerio, continúan vigentes y se adelanta por parte de la Subdirección de Inspección y Vigilancia el seguimiento permanente a la gestión administrativa y financiera de la Institución.

El Ministerio de Educación Nacional tuvo conocimiento de presuntos atrasos en los pagos de las nóminas y prestaciones sociales de docentes de la Universidad Autónoma del Caribe, situación ante la cual en el marco de las medidas preventivas y de vigilancia especial ordenadas mediante la Resolución 01962 de 2018, la Dirección de Calidad para la Educación Superior en cumplimiento de lo dispuesto en el numeral 5º del artículo 9º de la Ley 1740 de 2014, requirió a su rectora y representante legal, información sobre las decisiones adoptadas y acciones realizadas sobre el reconocimiento y pago de remuneración del personal docente de la institución.

El Ministerio de Educación Nacional reitera a la comunidad educativa de la Universidad Autónoma del Caribe su compromiso para continuar adelantando el proceso de seguimiento para propender por el cumplimiento de las condiciones de calidad exigidas para la prestación del servicio educativo.

Crítica del sindicato

Frente a la actuación del Ministerio, el sindicato señaló que: “Esta acción deja un manto de duda sobre la gestión del MEN por todo el suceso histórico y actual, ya que sus medidas preventivas, al parecer, no son suficientes y carecen de inspección y vigilancia permitiendo que sucesos como estos ocurran nuevamente como en la época del ex rector Ramsés Vargas hoy detenido”.

Adaptación de El Tiempo, la Universidad y El Ministerio