Congreso no oyó a rectores. Será ley que inst. de investig. ofrezcan maestrías y doctorados

Julio 6/21 Tras dos años de debates, pasó a sanción presidencial el proyecto de Ley que aprobó el Congreso para que cerca de 30 institutos y centros de investigación puedan ofrecer maestrías y doctorados.

La iniciativa (reflejada en los proyectos de Ley Nro. 195 de 2.019, de Senado, y 501 de 2020, de Cámara de Representantes: “Por medio del cual institutos y centros de investigación reconocidos por Colciencias, estarán autorizados a obtener registro calificado de programas académicos de maestría y doctorado y se dictan otras disposiciones. [Programas de maestría y doctorado]”), a la que el sector universitario no le apostó y daba por “enterrada”, sobrevivió a los respectivos debates en Senado y Cámara, hasta que finalmente fue aprobada y pasará a ley del presidente de la República.

Dos “seguros” o “requisitos” de calidad y confianza pública deberán surtir los centros e institutos de investigación interesados en ofertar estos programas: 1) Que sean avalados por Minciencias y 2) Que tengan registro calificado otorgado por Mineducación.

El principal promotor del proyecto fue el senador conservador antioqueño, de la Comisión Sexta, Carlos Andrés Trujillo González (foto), para quien la principal motivación ha sido el de abaratar los costos de formación de estos programas, que consideran excesivamente altos en el país. “Se acabaron los tiempos en que un doctorado en Colombia valía más de 100 millones de pesos. Gracias al proyecto, maestrías y doctorados tendrán costos razonables. Estos centros estarán autorizados para obtener el registro calificado de programas académicos y en consecuencia, ante una mayor oferta, conservando una altísima calidad, los costos bajarán a estándares racionales y asequibles para los colombianos, como sucede en otros países”, ha señalado el legislador.

Según las consideraciones del proyecto, Colombia tiene un número muy bajo de investigadores con formación doctoral, según el Ministerio de Ciencia, en Colombia se gradúan alrededor de ocho doctores al año por cada millón de habitantes (en 2014 se graduaron solo 390 doctores en el país), mientras que en Chile gradúan 23 por millón, en México 24, en Brasil 63 o en Argentina 23; situación que muestra el gran rezago del país en formación avanzada de sus profesionales. Según la OCDE, a nivel mundial en 2017 tenemos que Estados Unidos graduó 67.449 personas, Alemania gradúa 28.147, Reino Unido 25.020, India 24.300 y Japón 16.039, lo que pone a Estados Unidos como líder con 200 doctores por millón de habitantes. En 2017, cuando Minciencias era Colciencias, indicó que “la cantidad de doctores graduados en un país es un reflejo de sus capacidades instaladas para llevar a cabo labores de investigación y desarrollo y para formar talento humano para realizarlas”.

Rechazo de los rectores:

Los rectores se pronunciaron en diversas oportunidades (tal vez un poco tarde) al resecto, expresanto su rechazo, pero sus observaciones no fueron tenidas en cuenta por el Congreso de la República.

Su último pronunciamiento se dio a través de un comunicado del SUE, del pasado 24 de junio, en el que pidieron al Congreso de la República considerar los argumentos que esbozamos en el concepto elaborado por el SUE en octubre del 2020, en el cual expusimos ampliamente las razones que justifican la impertinencia del proyecto de ley, porque “de aprobarse este proyecto se desconocerían los esfuerzos que las universidades realizan para conservar la acreditación y reacreditación de sus programas, además otorgarían un tratamiento diferencial que sitúa a las universidades en una posición de desventaja que no retribuye los esfuerzos académicos, administrativos y financieros que les demanda la acreditación de los programas de pregrado y especialmente de posgrado”.

Lea los argumentos en contra de parte del SUE

El texto de ley aprobado:

Artículo 1°. Los institutos y centros de investigación reconocidos por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación o quien haga sus veces, podrán obtener el registro calificado para ofrecer y desarrollar programas académicos de maestría y doctorado, con capacidad de realizar y orientar procesos académicos e investigativos en un área específica del conocimiento, directamente o a través de convenios con universidades, previo cumplimiento de las disposiciones legales establecidas para dicho fin, y la reglamentación de esta ley que haga el Gobierno nacional.

Parágrafo 1°. El Gobierno nacional reglamentará las condiciones y procedimiento para que el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, otorgue el reconocimiento a los institutos y centros de investigación para la oferta de Programas de Maestría y Doctorado, entre los cuales se tendrán en cuenta los criterios académicos, científicos y de innovación, los cuales harán parte integral del Sistema de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior. Una vez obtenido el reconocimiento por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación para la oferta de programas de maestrías y doctorado, el Ministerio de Educación Nacional adelantará el trámite de registro calificado de las solicitudes radicadas.

Parágrafo 2°. Para efectos de información y publicidad, los programas de maestría y doctorado que obtengan registro calificado otorgado por parte del Ministerio de Educación Nacional serán registrados en el Sistema Nacional de Información de la Educación Superior
(SNIES).

Artículo 2°. Los institutos o centros de investigación, en seguimiento de los parámetros establecidos por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación o quien haga sus veces, se definen como organizaciones públicas, privadas o mixtas independientes, que tienen como misión institucional desarrollar diversas actividades de investigación (básica o aplicada), con líneas de investigación declaradas y un propósito científico específico. Un centro de investigación puede prestar servicios técnicos y de gestión a sus posibles beneficiarios, puede estar orientado a la generación de bienes públicos de conocimiento para el país, así como tener una orientación a la generación de conocimiento y su aplicación mediante procesos de desarrollo tecnológico.

Los centros o institutos de investigación pueden clasificarse como organizaciones de carácter público, privado o mixto. Dependiendo de su naturaleza, pueden catalogarse como:

– Centros autónomos o independientes. Son entidades con autonomía administrativa y financiera, personería jurídica propia, legalmente constituidos.

– Centros de investigación dependientes. Son organizaciones adscritas al sector académico o a entidades públicas o privadas. Los Centros dependientes pueden contar con cierto grado de autonomía administrativa/financiera y deben estar legalmente constituidos mediante acto administrativo, resolución o documento que haga sus veces y que indique la denominación y alcance del mismo.

– Centros e institutos públicos de I+D. Entidades adscritas y/o vinculadas a ministerios, departamentos administrativos, unidades, agencias o entidades descentralizadas de orden nacional, que han sido creadas para apoyar el cumplimiento de su misión institucional y
mejorar la calidad técnica de las intervenciones con base en la generación de conocimiento científico, el desarrollo y la absorción de tecnología.

Parágrafo. Los institutos o centros de investigación de carácter privado, deben constituirse como personas jurídicas de utilidad común, sin ánimo de lucro, organizadas como corporaciones o fundaciones, como requisito para poder obtener el registro calificado para programas de maestría y doctorado.

Artículo 3º. El Gobierno nacional a través del Ministerio de Educación, reglamentará los demás aspectos establecidos en la presente ley, en particular, lo relativo a los requisitos necesarios, la obtención, ampliación, extensión y demás trámites asociados al registro calificado de que trata la normativa vigente para programas de maestría y doctorado.

Artículo 4º. Los institutos o centros de investigación reconocidos para la oferta de programas de maestrías y doctorados estarán sujetos a las normas de inspección y vigilancia que rigen la prestación del servicio de educación superior en Colombia.

Artículo 5°. La presente ley rige a partir de su publicación y deroga todas las disposiciones que le sean contrarias.

Los centros e institutos de investigación avalados por Minciencias

Según se reporta oficialmente por el Ministerio en su página web, son estos:

  1. Instituto de Estudios políticos y Relaciones Internacionales IEPRI
  2. Corporación Centro de Investigación en Palma de Aceite
  3. Fundación Centro Latinoamericano de Investigación y Entrenamiento en Cirugía de Mínima Invasión
  4. Fundación Centro Internacional de Educación y Desarrollo Humano – Cinde
  5. Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas Sinchi
  6. U.A.E. Instituto Nacional de Metrologia – INM
  7. Centro Internacional de Entrenamiento e Investigaciones Médicas CIDEIM
  8. Centro de Investigación e Innovación en Bioinformática y Fotónica (CIBioFi)
  9. Instituto de Estudios en Ciencias del Mar CECIMAR
  10. Instituto Nacional de Cancerología ESE
  11. Instituto de Genética Humana
  12. Instituto de Biotecnología
  13. Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt
  14. Instituto de Estudios Urbanos – IEU
  15. Corporación de Alta Tecnología para la Defensa
  16. Corporación para Investigaciones Biológicas CIB
  17. Instituto Colombiano de Medicina Tropical – ICMT
  18. Observatorio del Caribe Colombiano
  19. Corporación Corpogen
  20. Centro Dermatológico Federico Lleras Acosta
  21. Centro para la Investigación en Sistemas Sostenibles de Producción Agropecuaria CIPAV
  22. Instituto para la Investigación e Innovación en Ciencia de los Materiales  – INCITEMA
  23. Fundación  Canguro
  24. Departamento de Investigaciones Fundación Cardioinfantil – Instituto de Cardiología
  25. Centro Internacional de Investigación en Salud Respiratoria de la Fundación Neumológica Colombiana
  26. Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras José Benito Vives de Andreis INVEMAR
  27. Instituto Nacional de Salud
  28. Corporación para el desarrollo de la Biotecnología- Corporación BIOTEC
  29. Centro Nacional de Investigaciones de Café (CENICAFÉ)
  30. Servicio Geológico Colombiano

 2 

Compartir en redes