SUE


El rechazo del SUE a la propuesta del Consejo Superior de Unimagdalena

Mayo 13/20 Sin mencionar a Unimagdalena, comunicado del Sistema Universitario Estatal advierte peligro de usar recursos del presupuesto de las IES para ofrecer gratuidad educativa.

Así quedó consignado en un texto, firmado por el presidente del SUE y rector de Unicórdoba, Jairo Miguel Torres Oviedo, pocas horas después de conocerse la decisión del Consejo Superior de la Universidad del Magdalena de recortar rubros del presupuesto 2020, con motivo de la pandemia, para crear un programa de gratuidad educativa.

Lea: La “brillante” idea de dar gratuidad a cambio de desangrar una Univ. pública

El texto salió luego de una reunión virtual de los rectores del SUE, con la participación del ingeniero Pablo Vera Salazar, rector de la Universidad del Magdalena.

Para el SUE “los presupuestos de las universidades públicas se aprueban año a año de manera deficitaria, es decir, los recursos disponibles no alcanzan a cubrir la totalidad de los gastos de funcionamiento e inversión requeridos, por lo que no es viable financieramente plantear gratuidad en las matrículas a partir de una disminución de gastos y un recorte en la inversión, sin que existan recursos adicionales. Reducir los presupuestos de inversión de las universidades compromete su capacidad para avanzar en sus planes de mejoramiento y de desarrollo de cara a los procesos de acreditación de alta calidad.”.

Así mismo, señalan los rectores que “estamos de acuerdo con la construcción de una política estatal que sustente la gratuidad en la Educación Superior pública, sin embargo, debe soportarse en la asignación de nuevos recursos a las instituciones por parte del Estado (Nación, departamentos o distritos y municipios). En este sentido, es importante trabajar en la política y en la materialización de la misma con la reforma de los artículos 86 y 87 de la Ley 30 de Educación Superior”.

Aunque los rectores no lo mencionan y este Observatorio sí (para el caso concreto de Unimagdalena) “cualquier iniciativa de modificación del presupuesto de una universidad pública, debe obedecer a un riguroso estudio técnico que evidencie que dicha modificación no afecta la sostenibilidad de la
institución”.

Concluyen advirtiendo que “se debe garantizar por parte del Estado que las rentas destinadas a las universidades públicas para atender sus necesidades de inversión o funcionamiento no cambien su destinación, aún en momentos de la emergencia económica”.

Tras esta situación, quedan algunas preguntas en el aire:

– ¿Seguirá Unimagdalena adelante en su propuesta de proyecto, liderada por el gobernador Carlos Caicedo?

– ¿Qué dirán al respecto los demás miembros del Consejo Superior, especialmente los que hacen parte de la actual administración de la Universidad?

Compartir en redes