El Observatorio de la Universidad Colombiana




FUAC: Alivio financiero depende de un préstamo de 8 mil millones de una cultivadora de aromáticas

Marzo 12/21 Aunque Mineducación avaló los esfuerzos de la U. Autónoma de Colombia para superar su crisis, la solución financiera aún no se ve, y un llamativo crédito que consiguieron y no les han desembolsado, preocupa y llama la atención.

Este 9 de marzo, mediante Resolución 004088, el Ministerio de Educación Nacional, repuso una resolución de noviembre pasado en la que no avalaba el informe de gestión integral de la Universidad Autónoma de Colombia y, tras analizar los argumentos de ésta, concluyó que la Institución “cuenta con posibilidades reales de: i) superar las causas que originaron la adopción de las medidas de inspección y vigilancia; ii) prestar el servicio público de educación superior de forma continua y con plena observancia de las condiciones de calidad, y iii) contar con un patrimonio suficiente para el normal y correcto desarrollo de sus actividades de docencia, investigación y extensión”.

Cabe recordar que desde 2019, a raíz del incumplimiento de obligaciones financieras y compromisos laborales, el Ministerio se vio en necesidad de aplicar la Ley 1740 y a través de varias intervenciones, decidió:

Designación de un Inspector in situ (Resolución 6212 de 2019).

– Designación de delegados en órganos de gobierno Asamblea General y Consejo Directivo (hoy Consejo Superior) (Resolución No 6211 de 2019).

Reemplazo de directivos que dificultaban el cumplimiento de las medidas preventivas y de vigilancia especial: Presidente y Representante Legal (Funciones actualmente en cabeza del Rector), Rector (Funciones actualmente en cabeza del Vicerrector Académico) y Vicerrector Administrativo (Resoluciones No 7221 y 8307 de 2019).

– Terminación de la designación de Vicerrector Administrativo y reemplazo (Resolución 3962 de 2020).

Desde entonces la Universidad, bajo la dirección de Ricardo Gómez Giraldo (designado por Mineducación) y con la ayuda de la Asamblea de Fundadores y su actual presidenta y exrectora, Clemencia Bonilla Olano, han hecho múltiples maniobras para poder sobrevivir en medio de la crisis financiera, las demandas laborales, la reducción de estudiantes y los procesos de calidad de los programas.

Lea: Mineducación extiende un año más intervención sobre la U. Autónoma de Colombia (julio/20)

En este periodo, y según Mineducación, en aspectos de gobierno institucional y en lo académico si bien persisten oportunidades de mejora, el avance es significativo y relativamente tranquilizador.

Tras diversos tira y afloje con el sindicato y con las deudas, la Universidad ha podido sobrevivir en estos casi dos años, y para ello, por ejemplo, entregó uno de sus edificios en dación de pago a Fodesep, y adoptó las siguientes decisiones:

  • Suprimió la figura de directores de programa académico.
  • No remuneración a docentes catedráticos sin carga académica durante los periodos intersemestrales: Antes de la imposición de medidas por parte del MEN,la universidad pagaba el salario a sus docentes catedráticos en los periodos intersemestrales, a pesar de que estos, en su gran mayoría, no desempeñaban actividades para la institución.
  • Disminución de docentes hora cátedra.
  • Disminución de horas asignadas a catedráticos: procurando que los docentes de planta asumieran la mayor cantidad de horasposibles en docencia,
  • En 2021, no incremento de los salarios de administrativos y docentes de planta. Lea: Rector de U. Autónoma de Colombia plantea rebaja de salarios por dos años (abril/20)

Lea: U. Autónoma de Colombia entrega edificio de Derecho para bajar su deuda (Nov/20)

Lea:Renuncias y entrega de inmuebles, alternativas de la FUAC para sobrevivir (mayo /20)

Por estas y muchas más gestiones, el Ministerio consideró que en la FUAC demuestra acciones y esfuerzos significativos para salir adelante, no obstante la preocupante baja en el número de estudiantes (foto), y la esperanzadora proyección de recuperar los mismos para poder cumplir con los diversos compromisos financieros.

“Los esfuerzos de la FUAC ante su recuperación se pueden evidenciar con acciones ejecutadas como la reducción de costos de más de $1.298 millones de pesos, reducción de la caída de estudiantes por semestre, la implementación de una nueva estructura organizativa que pretende maximizar la eficiencia en los recursos especialmente en la planta docente”, dice la Resolución firmada por la ministra Angulo.

No obstante, aunque el Ministerio repuso la resolución que inicialmente rechazaba la gestión para recuperar y hacer viable a la FUAC, éste advierte que se hace imperativo “que la Universidad cumpla con las actividades, metas y plazos informados en las observaciones presentadas frente a la evaluación integral, el recurso de reposición objeto del presente análisis y la documentación presentada por dentro de la etapa probatoria, razón por la cual, resulta indispensable continuar con el seguimiento a gestión de la Institución por parte de esta cartera Ministerial”.

Clic para acceder a la Resolución 004088 (73 páginas)

Un inquietante préstamo

Una de las esperanzas que tiene la FUAC para poder enfrentar su inmediata y difícil situación financiera es un crédito que la Universidad informó como aprobado al Ministerio de Educación Nacional, por 8 mil millones de pesos, que debió haber sido desembolsado en diciembre pasado y que, a la fecha, esto no ha sucedido. “Preocupa la situación con este crédito debido a que su no desembolso en el 2021 dejaría a la institución con un déficit de aproximadamente $4.615 millones de pesos y posibles problemas de iliquidez, situación que pondría en riesgo la prestación del servicio educativo en condiciones de calidad y continuidad”, dice el documento ministerial.

“Con los recursos provenientes del crédito por ocho mil millones de pesos aprobado por el Consejo Superior, se ha propuesto que una parte se destine al pago de liquidaciones por terminaciones con justa y sin justa causa de contrato de trabajo, con lo que también se espera impactar el riesgo litigioso”.

En la misma resolución, el Ministerio pide a la Universidad aclarar el por qué no se ha desembolsado el crédito, pese a tener un documento que confirma el desembolso del mismo (página 44 de la Resolución), el Banco de la Republica no ha permitido su salida.

La Resolución también detalla que “dentro de la información existente no se encuentra evidencia documental de los procesos ni aprobaciones surtidas por el máximo órgano de la institución para la gestión de dicho crédito”.

Lo curioso del crédito no es sólo su demora en el mismo y los motivos, desconocidos, por lo que el Banco de La República “no ha permitido su salida”, sino el quién es el prestador.

Según la información obtenida de la propia resolución, se trata de la empresa Alternative Care Colombia S.A.S., representada por Octavio Jiménez González y Leonel Rozo Tores. El crédito se habría negociado, por parte de la Universidad con un periodo de pago a cinco años con 18 meses de periodo de gracia y una tasa efectiva del 14.07% efectiva anual.

Alternative Care Colombia S.A.S. no es una entidad financiera, sino una empresa que se dedica al cultivo de especias y de plantas aromaticas y medicinales, y que tiene sus oficinas en un edificio residencial en el barrio Cedritos, en Bogotá (foto).

La empresa prestadora de 8 mil millones de pesos fue creada en 2.018 y tuvo, según las bases de datos que consolidan información de empresas registradas en el país, unos ingresos por US $ 81 mil dólares (menos de 300 millones de pesos).

!Muy, muy, llamativo!

.

Compartir en redes