La incendiaria y peligrosa afirmación del senador Lara, que desconoce la lógica de la acreditación

Junio 11/21 Una vez más el senador Rodrigo Lara, en su pelea contra el esquema del Icetex, descalifica las IES no acreditadas y dice que “ofrecen basura”.

En un debate de control político en la Comisión Primera del Senado a la ministra de Educación, María Victoria Angulo, y al presidente del Icetex, Manuel Acevedo Jaramillo, el senador de Cambio Radical, Rodrigo Lara Restrepo, reiteró sus críticas al modelo de financimiento educativo de la entidad, se fue lanza en ristre contra las IES no acreditadas (por ser beneficiarias, también del Icetex) y criticó al gobierno por permitir que se hubiera desmontado el monstruoso artículo que el gobierno Santos, con Gina Parody, impulsaron en el anterior Plan Nacional de Desarrollo, y que había restringido el crédito sólo a IES y programas acreditados, causando un impacto negativo sobre la matrícula y negándole la oportunidad de estudio a miles de colombianos de regiones en donde no había oferta de acreditadas.

Las críticas de Lara reúnen lo presentado por El Observatorio en abril pasado, y que puede leer en la noticia ¿Por qué el Gobierno no ha querido implementar la Ley 1911 de 2.018?

Lara, quien se ha aliado con la agrupación autodenominada “Icetex te arruina” para defender, con razón, los intereses de cientos y miles de beneficiarios de la entidad que han debido pagar por solo intereses más que el propio capital recibido, ha caído nuevamente en sus erróneas críticas e incomprensiones de cómo funciona el sistema de educación superior colombiano, que desvían el fondo real del análisis sobre el Icetex y su rol como entidad del Estado de apoyo a la formación.

El senador asimila universidades no acreditadas con universidades de acceso (lo que puede darse, pero no es necesariamente cierto); sugiere que las universidades no acreditadas son de pobres y que “un estado no puede permitir que universidades de mala calidad, universidades no acreditadas se beneficien de un sistema crediticio que terminan constituyendo una estafa para ese muchacho pobre”.

Incluso, sugiere que “ninguna persona no tiene por que no estudiar en una universidad no acreditada, porque una universidad no acreditada no es una universidad seria, y ofrecen basura”.

El senador Roy Barreras acogió las ideas de Lara y dijo: Buen debate de Rodrigo Lara sobre la esclavización de los jóvenes más pobres a los créditos asfixiantes del Icetex que benefician a universidades de garaje, uno de cuyos dueños terminó de Ministro de Ciencias. Pero el camino no es endeudarlos, es darles educación pública gratuita”.

La crítica de Barreras se dirige al hasta ahora rector de la Universidad de La Costa, Tito Crissien, recién nombrado -no posesionado aún- Minciencias. Lo curioso es que, parece desconocerlo el senador Barreras, es que la Universidad de La Costa tiene acreditación institucional.

Ignoran estos senadores que en Colombia la no acreditación no es sinónimo de mala calidad, que acreditarse representa una importante inversión para las IES; que ésta es voluntaria y temporal y que, si fuera por eso, hay varias IES acreditadas con serios problemas de gestión y garantía para sus egresados.

Hasta usan, erróneamente, información publicada por El Observatorio sobre los resultados Saber Pro para establecer un ranking de universidades, cuando esas tablas son solo descriptivas y nada más. (Lea: Evolución de los resultados Saber Pro, IES por IES, en el año 2.020).

Dicha actitud del senador Lara ya había sido reseñada por este Observatorio en noviembre de 2.018 en la noticia titulada “La irresponsable estigmatización que hace el senador Rodrigo Lara de las IES no acreditadas”, y que por la preocupante forma como ha intensificado su discruso el senador, vale la pena reproducir.

Esto escribimos entonces:

La irresponsable estigmatización que hace el senador Rodrigo Lara de las IES no acreditadas

En un acto populista, para agradar a estudiantes de la U. Nacional, el senador Rodrigo Lara -en su pelea con Icetex- identificó irresponsablemente a la U. Cooperativa de Colombia como “universidad de garaje” y cuestionó que hubiera recibido un monto de créditos similar a los de Uniandes.

“55% de las becas del Icetex no están destinadas a universidades acreditadas de alta calidad. La U. Cooperativa de Colombia ha recibido en Créditos ACCES 95 mil millones, lo mismo que la U. de los Andes. Nuestros jóvenes están cayendo en una “Trampa de pobreza”, confirmó luego Lara, de Cambio Radical, en Twitter.

Para el senador, “estas son universidades que viven única y exclusivamente de sus créditos del Icetex”, siendo un “mal negocio para los estudiantes y la educación pública”.

Las declaraciones las dio afuera de las instalaciones de Caracol Radio, en Bogotá, en donde un grupo de estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia daba una clase en la calle, en desarrollo de las actividades del paro universitario que se adelanta en el país.

Respuesta de la U. Cooperativa

“Sorprende que senador estudioso haga afirmaciones tan ligeras, desconociendo que la Universidad Cooperativa de Colombia tiene acreditados en alta calidad programas de Medicina, Odontología, Enfermería, Medicina Veterinaria, Ingeniería, Derecho, Administración, entre otros. Se equivoca de ejemplo”, le respondió Juan Carlos Velásquez, director de Asuntos Públicos de la Universidad Cooperativa de Colombia.

Un peligroso desconocimiento

Las afirmaciones del actuar del senador están llenas de errores técnicos, preocupantes para un legislador que puede impactar sobre las políticas de educación superior del país.

Primero: Los desembolsos que el Icetex hace a las IES se hacen por concepto de créditos y no becas, como las llama.

Segundo: En ningún lado de la Ley está dicho que los créditos del Icetex deban ir exclusivamente a IES acreditadas en alta calidad. Eso se intentó hacer con la Ley 1753, o Plan Nacional de Desarrollo, y se cayó con la Ley 911, de este año.

Tercero: La acreditación de alta calidad es un proceso académico, voluntario y temporal, no una obligatoriedad de Ley (véase la Ley 30 de 1992), lo que significa que IES sin acreditación de alta calidad no sean dignas de contar con el apoyo del Estado a través de entidades como Icetex.

Llamar a una IES legítimamente constituida como “universidad de garaje” por parte de un senador de la República es ponerla injustamente en la picota pública, ocasionándole los problemas de imagen similares a los que ocasionó la poco recordada exministra de Educación, Gina Parody, cuando también recurrió a estas figuras cuestionables desde todo punto de vista.

Lara también cae en el error de afirmar que las universidades acreditadas garantizan a los jóvenes salir adelante, lo cual tampoco es una afirmación técnicamente correcta.

Cuarto: Poner al mismo nivel el monto de los recursos Icetex de Uniandes con los de la Cooperativa, es desconocer los valores de matícula, impacto regional y número de estudiantes de cada una de estas IES. En la misma reunión con los estudiantes de la física de la Universidad Nacional,Lara había dicho que “es absolutamente inmoral que los escasos recursos públicos se vayan a financiar la universidad privada”.

Quinto: Técnicamente no son las universidades las que viven de Icetex. Si bien, son créditos que contribuyen con los ingresos de las IES, y que generalmente representan un pequeño porcentaje de los mismos, esencialmente los créditos son apoyos del Estado para que los estudiantes puedan acceder a la educación superior.

Otra cosa es el debate sobre créditos, becas, obligaciones de los deudores, gratuidad o lucro de la educación superior, que es el análisis que el país debe hacer al respecto, y que el Congreso está en mora de impulsar.

Clic para ver el video con la intervención de Lara

 

 1 

Compartir en redes