El Observatorio de la Universidad Colombiana




Minciencias prioriza formación doctoral, pero el país no puede contratarlos

Abril 29/21 El denominado Grupo G8 + 1, ha puesto reparos a la última convocatoria Minciencias de reconocimiento de grupos, y dice que Colombia no ofrece suficientes empleos a los doctores.

Así se expresó en carta que los responsables de investigación de las universidades del Área Metropolitana de Antioquia, que conforman el llamado G8: Corporación Universitaria Lasallista, Universidad CES, Universidad de Antioquia, Universidad de Medellín, Universidad EAFIT, Universidad EIA, Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín, Universidad Pontificia Bolivariana y el Instituto Tecnológico Metropolitano -ITM-,y quienes recopila observaciones polémicas en torno del modelo establecido en la Convocatoria Nacional N°894 para el Reconocimiento y medición de Grupos de Investigación, desarrollo tecnológico o de innovación y para el Reconocimiento de Investigadores del SNCTeI – 2021.

Los académicos hacen un llamado a reconsiderar el impacto que tienen los nuevos lineamientos en relación con la aplicación de medidas retroactivas y con las exigencias de tiempo que estos cambios implican para los investigadores y para los equipos de gestión del conocimiento de las universidades; aún más, en un momento coyuntural como este que exige medidas flexibles y coherentes con las necesidades de la educación superior y del avance de la ciencia.

Los reparos a la convocatoria

1) Revisar el impacto de los cambios en la convocatoria actual que implica una nueva clasificación de los productos que ya habían sido evaluados en la convocatoria 833 de 2018. En la página 230 del anexo 1 de la convocatoria se afirma que “todos los criterios de verificación y existencia son de obligatorio cumplimiento para el registro de un producto en dicha tipología, por lo cual, el incumplimiento de alguno de estos criterios conlleva a la invalidación del producto”. Es decir, los nuevos lineamientos implican una aplicación retroactiva de los requerimientos de calidad y existencia establecidos en la convocatoria 894 de 2021 para los siguientes productos: libros resultado de investigación (LIB_A1, LIB_A, LIB_B); capítulos de libro resultado de investigación (CAP_LIB_A1, CAP_LIB_A, CAP_LIB_B) (ver anexo 1) y las producciones de contenido digital audiovisual, sonoro y recursos gráficos digitales (PCD_A1, PCD_A, PCD_B1, PCD_B2, PCD_C1, PCD_C2), antes categorizados como productos de generación de contenidos. Consideramos que este tipo de cambios deberían socializarse con anticipación y no aplicarse de manera retroactiva como lo establece la convocatoria actual.

2) Sobre la política pública de Apropiación Social de Conocimiento en el marco de la CTeI. En primera medida, frente a las Estrategias pedagógicas para el fomento a la CTeI que se reconocían en la convocatoria 833 de 2018, se ve que en la 894 de 2021 desaparecen. Estrategias como los semilleros de investigación, que eran antes reconocidas como estrategias pedagógicas, no solo fomentan la apropiación social del conocimiento si no que desarrollan en los estudiantes el pensamiento creativo y crítico para contribuir desde la formación para la investigación a la transformación social del país, por lo que debería ser una opción adicional a Ondas en la tipología de productos de actividades relacionadas con la formación de recurso humano para CTeI. La importancia de estos se evidencia en el Sistema de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior del Decreto 1330 de 2019 del MEN y en el Acuerdo 02 de 2020 del CESU.

Así mismo, se refieren a los productos de apropiación social de conocimiento, relacionados con los cambios de los requerimientos de existencia y calidad de las producciones de contenido digital audiovisual, sonoro y recursos gráficos digitales que en la convocatoria 833 de 2018 eran categorizados como productos de generación de contenidos. Dicen que actualmente, la información asociada a los productos de generación de contenido multimedia aparece disponible solo para consulta en la plataforma CvLAC, lo cual dificulta la recategorización de estos productos por parte de los investigadores y, en ese sentido, implica que la información tenga que ser diligenciada nuevamente para todos los productos incluidos en la ventana de observación (01 de enero de 2016 – 31 de diciembre de 2020). Consideramos -dicen- que, al igual que los productos de circulación de conocimiento especializado, la información debería permanecer en la plataforma CvLAC, permitiendo su edición para que los investigadores solo deban agregar la información y certificados que correspondan con los nuevos requerimientos de existencia.

3) Preocupación en relación con la disminución del peso relativo de los productos de formación de recurso humano tipo B (direcciones de trabajo de grado de maestría), lo cual evidencia una preponderancia hacia la formación de doctores. Esta disminución desconoce que Colombia es un país donde hay un mayor volumen de formación de maestría en comparación con la formación doctoral. Además, el país no cuenta con la capacidad para ofrecer empleos suficientes, dignos y estables a un número masivo de doctores, lo que impacta directamente la oferta y calidad de la formación doctoral.

Finalmente, solicitan los vicerrectores y directores de investigación, ampliar en al menos dos meses el cronograma de la convocatoria, teniendo en cuenta que, comparado con convocatorias anteriores, se redujo el tiempo disponible para el ingreso, ajustes, validación y concesión de avales; además, la nueva versión del modelo ha incorporado profundas modificaciones las cuales deben ser estudiadas e implementadas por los equipos de gestión en cada una de las instituciones y si se requiere revisar la totalidad de requisitos de los productos en la ventana de observación, el ejercicio se hace mucho más dispendioso.

Información de referencia:

  1. Sobre las lógicas de Minciencias en la nueva convocatoria: Daniel Montes Pinzón- abril/21
  2. Nuevo indicador de MinCiencias excluye e inestabiliza: María Alejandra Ramírez – abril/21
  3. Medición y reconocimiento, ¿de qué o quién?: David Romero – marzo/21
Compartir en redes