Soles y sombras del Sistema Nacional de Acreditación: Jairo Téllez Mosquera – agosto/22

El médico Jairo Téllez Mosquera, profesor jubilado de la U. Nacional de Colombia y actualmente Vicerrector General de la UDCA, fue consejero del CNA, y plantea recomendaciones para mejorar el sistema de acreditación.

Propuestas de mejoramiento en el Sitema Nacional de Acreditación SNA

Después de 30 años de la creación del Sistema Nacional de Acreditación SNA y del Consejo Nacional de Acreditación CNA, mediante, se identifican los logros alcanzados y las dificultades o aspectos de mejora, que se describen a continuación.

FORTALEZAS Y BENEFICIOS DE LA ACREDITACIÓN

FORTALEZAS

1) Procesos voluntarios. La acreditación de un programa o de una Institución, es un proceso voluntario que toma una institución en ejercicio de la autonomía Universitaria. En este proceso, la institución o programa abre sus puertas a pares académicos externos, quienes examinan de manera neutral y bajo el respeto y la confidencialidad debida, los diferentes factores e indicadores que conforman los procesos de acreditación.

2) Estimula la cultura del mejoramiento continuo. Los procesos de autoevaluación fomentan la cultura del mejoramiento continuo y el análisis reflexivo de las instituciones o programas, identificando sus propias fortalezas y debilidades y formulando programas de mejoramiento continuo. La autoevaluación, se basa en 4 premisas: “diga lo que hace”; “haga lo que dijo que hace”; “evidencie lo que hizo”, “mejórelo en forma continua”.

3) Propósitos comunes. Los procesos de acreditación, concitan a la comunidad universitaria (docentes, directivos, estudiantes, administrativos y egresados), a participar en el logro de metas comunes, que redunden en beneficio de un programa o una institución.

4) Fomenta la transparencia. La evaluación de un programa o una institución por parte de pares académicos evaluadores, permite.

5) Plantas profesorales consolidadas. Durante estos procesos, las instituciones avanzan en la consolidación de plantas profesorales en lo posible de tiempo completo, con estabilidad laboral, formación de posgrado en instituciones de reconocido prestigio, adecuada remuneración, respeto por la libertad de cátedra Las instituciones y programas acreditados vienen gozando de estímulos.

6) Certificación del CNA en buenas prácticas de aseguramiento de calidad. El CNA ha sido certificado en buenas prácticas de calidad por parte de INQAAHE (Network for Quality Assurance Agencies in Higher Education), en primera ocasión en el año 2012 por una vigencia de 5 años, y posteriormente la recertificación en 2017 por 5 años más.

7) A través del tiempo y como resultado de la política de internacionalización, el CNA ha logrado consolidar relaciones bilaterales de cooperación técnica y administrativa con agencias y redes tanto del ámbito latinoamericano como mundial.

 

BENEFICIOS

1) Mejora la imagen y la credibilidad de las instituciones y programas acreditados en la opinión pública y en la comunidad académica

2) Es una herramienta para mejorar la visibilidad y la internacionalización de instituciones y programas.

3) Propicia un ambiente organizacional de calidad y excelencia educativa

4) Favorece la presentación de las instituciones en convocatorias públicas o privadas de investigación, extensión o desarrollo académico.

 

DEBILIDADES O ASPECTOS A MEJORAR DEL SISTEMA NACIONAL DE ACREDITACIÓN

1) El CNA Resuelve procesos de acreditación de programas e instituciones en única instancia.

2) Existe una marcada dependencia del MEN a través del CESU, sobre la conformación y en muchos casos las actuaciones de los consejeros del CNA.

3) Régimen de inhabilidades, incompatibilidades e impedimentos del CNA en su conjunto (consejeros y funcionarios administrativos de apoyo), débiles.

4) Informes de evaluación producidos por los pares, que no son obligantes para el CNA.

5) Fortalecer por parte del CNA el aspecto de guía y fomento de la cultura de autoevaluación en las instituciones de educación superior.

6) Conceptos discrepantes de CONACES y el CNA.

 

RECOMENDACIONES DE MEJORA

PRIMERA RECOMENDACIÓN. Implementación de la doble instancia en procesos de acreditación

En la actualidad en Colombia solamente se tiene una única instancia en los procesos de acreditación de programas e instituciones, a través de la sala plena del CNA.

El proceso que se desarrolla se caracteriza por las siguientes fases:

Fase I. El proceso se inicia con la comunicación de una institución en la cual expresa su voluntad de someterse a los procesos de acreditación. Cumplido este paso, el CNA mediante 1 ó 2 consejeros realiza una visita para evaluar condiciones iniciales, emitiendo una recomendación sobre su cumplimiento o no.

Fase II. Superado el concepto de condiciones iniciales, la institución inicia el proceso de autoevaluación del programa o los programas que someten al proceso de acreditación. Terminado este proceso se radica ante el CNA el documento de autoevaluación con fines de acreditación. En aquellas instituciones que ya posean programas acreditados no se realiza nuevamente el concepto de condiciones iniciales, sino que se inicia el proceso en esta fase. Cuando se trata de la acreditación de una institución, el proceso se inicia en esta fase

Fase III. Consiste en la designación por parte del CNA del grupo de Pares Académicos, quienes mediante visita in situ a la institución o el programa y realizan la verificación y el análisis de cada uno de los factores y características que componen los Lineamientos de Acreditación Vigentes. Cumplida la visita, los Pares emiten un concepto consensuado sobre la calidad del programa o institución visitada, incluyendo la definición de fortalezas y aspectos a mejorar, el cual es remitido al CNA, el cual a su vez remite este concepto a la institución correspondiente.

Fase IV. En esta fase el CNA en pleno analiza la ponencia presentada por uno o dos consejeros, que incluye el análisis del documento de autoevaluación, los documentos anexos, el informe de los pares evaluadores y la comunicación de la institución sobre el informe de los pares. Producto de este análisis el CNA emite el informe evaluativo con la recomendación correspondiente de acreditación (incluye los años de vigencia) y es enviado al MEN para la expedición de la Respectiva resolución de acreditación. En el evento en que el informe sea de NO acreditar, el CNA en forma confidencial le comunica esta decisión a la institución evaluada, la cual puede presentar un documento de reconsideración con los argumentos que considere pertinentes. Esta reconsideración es analizada NUEVAMENTE por la sala plena del CNA (excluyendo de la discusión el o los ponentes iniciales) y emitiendo la decisión final, la cual puede ser reconsideración y envío al MEN para la resolución de acreditación, o la comunicación confidencial a la institución de ratificar la decisión inicialmente tomada. 

Recomendación 1. De acuerdo con lo anteriormente descrito, se propone implementar la doble instancia, mediante la designación por parte del CNA de una sala temporal y específica para resolver la apelación presentada compuesta por tres exconsejeros, quienes emitirán el respectivo informe para resolver la apelación interpuesta por la institución.

 

SEGUNDA RECOMENDACIÓN. El ICFES entidad que evalúa la calidad de la educación.

La Ley 1324 de 2009 mediante la cual “se fijan los parámetros y criterios para organizar el sistema de evaluación de resultados de la calidad de la educación, se dictan normas para el fomento de una cultura de la evaluación, en procura de facilitar la inspección y vigilancia del Estado y se transforma el Icfes”, realizó la transformación del ICFES y le asignó la responsabilidad específica de organizar el sistema de evaluación de la educación en su conjunto.

En la actualidad, el ICFES realiza la evaluación de resultados de la educación secundaria mediante la aplicación de las pruebas Saber, las cuales son evaluaciones externas estandarizadas que evalúan el desempeño alcanzado por los estudiantes según las competencias básicas definidas por el Ministerio de Educación Nacional. Igualmente aplica la Prueba Saber Pro, que es un instrumento de evaluación estandarizada que mide el grado de desarrollo en competencias generales y específicas obtenido por los estudiantes que están próximos a graduarse de un programa profesional.

La Ley 30 de 1992, en su artículo 53 creó el “Sistema Nacional de Acreditación para las instituciones de Educación Superior, cuyo objetivo fundamental es garantizar a la sociedad que las instituciones que hacen parte del Sistema cumplen los más altos requisitos de calidad y que realizan sus propósitos y objetivos”. Igualmente, el artículo 54 creó el Consejo Nacional de Acreditación integrado, entre otros, por las comunidades académicas y científicas y dependerá del Consejo Nacional de Educación Superior (CESU), el cual definirá su reglamento, funciones e integración

Recomendación 2. Se propone incluir el CNA dentro de la estructura orgánica del ICFES, con el fin de unificar y complementar el sistema de evaluación de la calidad de la educación en su conjunto. El CNA en forma inicial seguirá teniendo la organización actual, la integración y las funciones asignadas por parte del CESU. Esta propuesta además busca profundizar la independencia académica, administrativa y financiera, del MEN, con el objeto de dar plena vigencia a las recomendaciones que en este sentido han sido realizadas por INQAAHE (International Network for Quality Assurance Agencies in Higher Education), en los procesos de certificación del CNA.

 

TERCERA RECOMENDACIÓN. Autonomía Universitaria.

La Constitución Política de Colombia en su artículo 69, determina: “Se garantiza la autonomía universitaria. Las universidades podrán darse sus directivas y regirse por sus propios estatutos, de acuerdo con la ley”.

De otra parte la Ley 30 de 1992 en su artículo 28 establece: “La autonomía universitaria consagrada en la Constitución Política de Colombia y de conformidad con la presente Ley, reconoce a las universidades el derecho a darse y modificar sus estatutos, designar sus autoridades académicas y administrativas, crear, organizar y desarrollar sus programas académicos, definir y organizar sus labores formativas, académicas, docentes, científicas y culturales, otorgar los títulos correspondientes, seleccionar a sus profesores, admitir a sus alumnos y adoptar sus correspondientes regímenes y establecer, arbitrar y aplicar sus recursos para el cumplimiento de su misión social y de su función institucional”.

La ley 1188 de 2008, en su artículo primero determina: “Compete al Ministerio de Educación Nacional otorgar el registro calificado mediante acto administrativo debidamente motivado en el que se ordenará la respectiva incorporación en el Sistema Nacional de Información de la Educación Superior, SNIES, y la asignación del código correspondiente. Se exceptúa de esta norma la Universidad Nacional de Colombia”.

El trámite del registro calificado de un programa de pregrado y/o posgrado actualmente es potestad exclusiva del MEN, se han expedido más de 12 normas (decreto 1330 de 2019, resoluciones y 9 guías de procedimiento) que regulan y determinan los requisitos para tramitar el registro calificado e incorporarlo al sistema SACES. Adicionalmente a este trámite inicial, CONACES designa pares evaluadores que verifican las condiciones de calidad del programa a crear, posteriormente, el informe de pares es analizado por parte de CONACES y se decide sobre la aprobación o no del registro calificado solicitado.

Recomendación 3. Con el objeto de recuperar la autonomía universitaria y disminuir los trámites extensos de la obtención de registro calificado, se propone que en un periodo de transición, las instituciones acreditadas puedan crear programas de pregrado y posgrado, que se considere dentro de su autonomía universitaria. Estos programas creados, tendrán una visita de evaluación y seguimiento por parte de pares académicos al cumplir los primeros 5 años de funcionamiento, con un informe final dirigido a la Dirección de Calidad del Viceministerio de Educación Superior, que recomiende la continuidad o cancelación del programa, garantizando en todos los casos, la graduación de todas las cohortes recibidas.

Esta propuesta implica la desaparición de CONACES en la forma como hoy funciona.

Información relacionada: Hora de replantear la acreditación de alta calidad – INFORME ESPECIAL

 398 

Compartir en redes