Tras caos electoral en Unicesar renuncia rectora (e)

Dic 1/19 Tres meses después de haber sido escogido como rectora (e), tiempo en el que no fue posible adelantar el proceso electoral, renunció la rectora encargada, Alexi Vidal Brito.

La docente lo hizo en comunicación al Consejo Superior Universitario de la Universidad Popular del Cesar, UPC, en la que argumenta motivos personales.

Agradezco a los honorables Miembros del Consejo Superior la oportunidad brindada al depositar su confianza en mí para ocupar el cargo de rectora de esta prestigiosa institución, oportunidad que me permitió crecer en lo profesional y en lo personal”, dice en su comunicación.

La decisión se da luego que, por segunda vez, la plataforma desarrollada por la UIS presentara fallas para recolectar lo votos electrónicos, y en un tenso ambiente de acusasiones entre los diversos candidatos. El 16 de octubre se presentó la primera falla, y luego que la UIS interviniera (según la universidad santandereana era primera vez que le pasaba en la historia), el proceso se dilató más de un mes, y esta semana volvió a fallar.

Desde que comenzó el primer proceso, hasta el 16 de octubre, la universidad gastó $25 millones de pesos. En el segundo proceso se gastaron alrededor de $40 millones de pesos. Esta vez es más costoso por costos como la empresa de ciberseguridad que se contrató por $18 millones de pesos. El resto de los costos, correspondió a silletería, tarjetones, alimentación, entre otros. Eso es un gasto, eso es irrecuperable. Lastimosamente este proceso está lapidando recursos porque no se están cumpliendo los objetivos”, señaló el vicerrector administrativo Orlando Seoanes.

Además, el jueves en la noche hubo caos en las elecciones presenciales que se estaban dando. Los jurados, atemorizados, huyeron de los puestos de votación abandonando las cajas donde se guardaban los votos.

A las siete de la noche, ya había transcurrido el proceso de manera normal y la cantidad de estudiantes que había ejercido era bastante grande, hicieron un bajón de luz y los jurados se sintieron desprotegidos porque empezaron a tirar botellas en contra de las urnas. En ese momento se pierde la cadena de custodia entre los jurados y los votos. Ellos acceden a guardar todo en una oficina pero ya era difícil garantizar la transparencia del proceso. Por esa razón el tribunal decide suspender el proceso”, relataron voceros del Tribunal de Garantías.

Por todo esto, el Tribunal de Garantías Electorales de la Universidad Popular del Cesar decidió  suspender la Consulta de Estudiantes en Sede  Valledupar y Consulta Estamentaria Virtual para Egresados, dentro del proceso que se adelanta en la institución con miras a la elección de rector 2019-2023, a raíz del  ataque cibernético al sistema de la Universidad Industrial de Santander  y a la  alteración del orden en la  sede Sabanas.

Varios de los aspirantes argumentaron falta de garantías en el proceso, que se ha caracterizado por permanentes y mutuas recriminariones y acusaciones de politiquería, manejo de influencias, impedimentos…. “La politiquería, la deshonestidad, las malas prácticas, aquellas que tanto condenamos en el marco de los procesos electorales de Colombia, no se marchan de la Universidad Popular del Cesar”, dice el diario El Pilón.

Vidal Brito había llegado al cargo en agosto pasado, en reemplazo del también rector encargado Jesús María Valencia. Ahora, serán los nueve miembros del Consejo Superior Universitario, presidido por el funcionario de Mineducación Luis Fierro, los que definan si aceptan la renuncia de la rectora encargada y nombran a otra persona o la mantienen en el cargo.

Lea: Agosto/2019 Tras siete semanas, Unicesar cambia de rector (e)

Por la llegada de diciembre, todo indica que el proceso, que debió darse el anterior semestre, se aplazará para el siguiente.