La educación superior, ¿derecho o industria en expansión?: Fernando Ardila Patiño – sept/22

Ardila Patiño continúa con sus análisis sobre cómo la manera como se ha venido creando y aplicando normatividad para la educación superior va contra las esencias de la misma y aleja a la universidad de su razón de ser.

El decreto 1330 de 2019 y la Resolución 21795 de 2020 consolidan un modelo educativo para las IES enfocado en Competencias y Resultados de aprendizaje, ignorando la constitución, la ley 30 del 92 y la razón de ser de los PEI y los modelos educativos, estandarizando la educación superior, lo cual suscita una comparación a modo de reflexión frente al tema:

La constitución política de Colombia define, la educación de la siguiente manera, ARTICULO 67. La educación es un derecho de la persona y un servicio público que tiene una función social; con ella se busca el acceso al conocimiento, a la ciencia, a la técnica, y a los demás bienes y valores de la cultura.

Continua ese artículo de la constitución, Corresponde al Estado regular y ejercer la suprema inspección y vigilancia de la educación con el fin de velar por su calidad, por el cumplimiento de sus fines y por la mejor formación moral, intelectual y física de los educandos; garantizar el adecuado cubrimiento del servicio y asegurar a los menores las condiciones necesarias para su acceso y permanencia en el sistema educativo.Como

Como derecho, y en virtud de las normas existentes para la educación superior, especialmente las creadas en los últimos siete años, se ha alejado de serlo, pues dichas normas han permitido que los elementos que permiten lograr acceso al conocimiento y la ciencia se diluyan y pasen a un segundo plano, permitiendo que cobren relevancia otros elementos que no corresponden a los procesos académicos.

Como servicio público ha sucedido lo propio, pues no se logran satisfacer las necesidades de interés general en forma regular y continua, de una parte, porque los egresados no salen con las características que el sector productivo demanda y menos aún en las regiones, donde aún los nativos deben desplazarse a las ciudades para capacitarse y terminan quedándose allí. Y, de otra parte, porque la premura de generar evidencias que permitan cumplir con los indicadores solicitados en las normas aleja el proceso académico del conocimiento de la ciencia, convirtiéndose en un ejercicio de cumplir indicadores y justificarlos con evidencias, es decir expertos en listas de chequeo, las cuales son cubiertas por los docentes en una carrera desesperada que los abstrae de su labor académica, docente. Actividad que preocupa si consideramos que cerca del 54% de los estudiantes lo hacen en universidad pública, es decir las normas del estado colombiano se han encargado de afectar la calidad de la educación de sus propias instituciones, llevándolas a cumplir con listas de chequeo.

Para agudizar este desenfoque, se “obliga” a las universidades a desarrollar unas competencias genéricas cinco competencias genéricas (comunicación escrita, competencias ciudadanas, lectura crítica, razonamiento cuantitativo e inglés, competencias digitales), lo cual no solo es un absurdo para la educación superior, pues ignora los procesos mediante los cuales se desarrollan, sino que reduce los créditos disciplinares de las carreras, con lo cual el estudiante solamente tendrá cerca de 123 créditos académicos para lo disciplinar, si esto lo sumamos a que, las horas académicas en las universidades ahora son de cuarenta y cinco minutos, para que el resto del tiempo los docentes puedan cargar las evidencias de clase a la plataforma asignada, estamos ante una reducción drástica en cuanto a lo disciplinar se refiere, dejando un tiempo de estudio a los profesionales, similar al de los tecnólogos, dicho de otro modo la calidad de la educación superior ha sido castigada desde la normativa ( decreto 1330 de 2019 y resolución 21795 de 2020). Para convertirla en un segundo colegio, abandonando el acceso al conocimiento y las ciencias, para dedicarse a formar mejores seres humanos, como si las ciencias no fuesen un excelente pretexto para lograrlo. Sin analizar que la imposición de esas competencias (ya existen decretos que garantizan las competencias para las profesiones), viola la libertad de catedra, logrando estándares genéricos para todas las carreras profesionales, lo cual afecta claramente la calidad de la educación superior, pasando por encima de la Sentencia No. T-092/94, la cual entre otras razones expone la siguiente:

“la libertad de cátedra es el derecho garantizado constitucionalmente a todas las personas que realizan una actividad docente a presentar un programa de estudio, investigación y evaluación que, según su criterio, se refleja en el mejoramiento del nivel académico de los educandos”. T-092-94 Corte Constitucional de Colombia, si consideramos que hoy por hoy se está llevando a las universidades a estandarizar la evaluación, logrando que se desarrollen idealmente dos resultados de aprendizaje, estamos hablando de homogenizar un alto porcentaje de las carreras universitarias, obviando el PEI que elaboran las universidades ante el cual deben girar todos los factores y características institucionales y la libertad de catedra de los docentes, la cual permite la creatividad de cada docente al servicio del PEI.

Mas aún desde el documento de factores y características para la acreditación, es recurrente hablar de “formación” en tal virtud se está dando un nivel inadecuado a la educación superior, ella no es para formar, menos aún para… “Desde la perspectiva de la formación por competencias, esto implica fomentar la comprensión como meta fundamental de la educación, en tanto la comprensión trasciende la mera apropiación o aplicación de conceptos o habilidades y se instala en un estado de conciencia que permite “estar alerta”, es decir abiertos al conocimiento, al diálogo, a la transformación y nos permite ser y estar en el mundo con la capacidad para entender que todo se transforma y más allá del conocimiento per se, se encuentra el conocimiento con sentido” (tomado de Lineamientos y aspectos por evaluar para la acreditación en alta calidad de programas académicos Consejo Nacional de Acreditación. República de Colombia Aprobados por el CESU en la sesión del 23 de marzo de 2021, pg 42). La universidad existe para el estudio de las ciencias y el conocimiento y de esa experiencia se desprenden unos valores que aportan a la educación del profesional, no al contrario como se plantea en los documentos técnicos de registro calificado y acreditación.

Por otro lado, la industria es, un sector cuya actividad se centra en transformar materias primas en productos sean de consumo final o intermedio, es decir hablamos de proceso productivo, que empleará una cantidad determinada de trabajo y capital, y que estará basado en la transformación de las materias primas, en una relación costo-beneficio (que me cueste lo menos posible producir lo máximo, con una alta utilidad.

Algunas características de la industria son:

  • Producir en masa, entendida como la producción de altos números del mismo producto, con iguales características o estandarizados. Perfil de ingreso, Competencias genéricas, perfil de egreso, indicadores, evidencias.
  • Producir en línea, menciona llevar una tarea especializada, por diferentes operarios, para lograr que el producto que se está fabricando fluya o pase a lo largo de la línea de montaje, sometido a la operación de cada punto hasta lograr producto final. Estandarizar competencias, resultados de aprendizaje, (preferiblemente dos por competencia)
  • Reducir la contaminación en sus procesos, Se entiende por la reducción de emisiones, gracias a la sustitución de algunos procedimientos por tecnología, actualización de instalaciones, entre otros. Virtualizar la mayor cantidad de contenidos posible, gracias a la modalidad dual.
  • Manipulación de la materia prima, Hace relación a la manipulación de esas materias primas, desde su recepción, transporte, descarga, mezclado, hasta lograr el producto esperado en la mayor cantidad posible con la misma materia prima y operarios. Competencias y resultados de aprendizaje evaluados con pruebas saber pro.
  • Acondicionamiento de la materia prima, Hace relación al conjunto de operaciones o procedimientos, preferiblemente de bajo costo y alta efectividad, para preparar la materia prima para su manipulación en el proceso de fabricación. Menos contenidos presenciales, mayor trabajo virtual.
  • Procesamiento estándar de la materia prima. 27 créditos iguales para todas las carreras (competencias genéricas).
  • Creación del bien final a partir de la materia prima. Todos los profesionales deben tener el mismo perfil de salida, lo cual no responde a la realidad laboral.

EFECTOS DE LAS NORMAS

  • Reducción de horas presenciales, por ende, carga académica.
  • Mayor virtualidad y reducción de método vivencial.
  • Reducción de nómina docente.
  • Incremento de personal monitor o supervisor de trabajos virtuales.
  • Bajo impacto de los procesos de enseñanza-aprendizaje.
  • Desaparición de los modelos educativos.
  • Consolidación de competencias y resultados de aprendizaje.
  • Predominancia de la generación de evidencias.
  • Desaparición de la profesión docente.
  • Perdida del enfoque en el acceso al conocimiento y la ciencia.

Información relacionada

Consecuencias de las normas de registro y acreditación

Hora de organizar las normas sobre calidad

 

APORTES QUE DESEE REALIZAR A ESTE DOCUMENTO

https://onedrive.live.com/?id=root&cid=6DE60ADD9F7DA048

 163 

Compartir en redes