El Observatorio de la Universidad Colombiana




Plenaria de Senado aprueba que centros de investigación ofrezcan maestrías y doctorados

Dic 16/20 A pesar de la oposición rectoral, plenaria del Senado aprobó informe de Conciliación del PL 195 de 2019, con el que institutos y centros de investigación podrán obtener registro calificado de maestrías y doctorados.

La iniciativa, que había sido aprobada en la Comisión Sexta del Senado en junio pasado, ha sido promovida por el conservador senador antioqueño Carlos Andrés Trujillo González, quien había advertido que “esto no le va a gustar a las universidades”. Y así ha sido.

De esta forma, el proyecto avanza para la siguiente legislatura en Cámara de Representantes, tras haber superado positivamente dos debates en Senado, incluido el primero -en Comisión VI- en donde hay algunos congresistas que se consideran muy cercanos a las universidades.

Clic para ver el texto del proyecto de ley

Uno de los principales argumentos de los senadores para aprobar la iniciativa radica, en sus palabras, en los altos costos de la formación posgradual en el país, así como las roscas y dificultades de acceso a ciertos programas.

Las IES han sido tibias en sus réplicas al respecto y sólo hasta la semana pasada, en una reunión del SUE en Montería, con poca difusión, sus rectores expidieron un comunicado en el que rechazan acciones legislativas como éstas que, consideran, violentan la autonomía universitaria. ASCUN y algunos rectores (como Dolly Montoya), de forma aislada, han expresado sus reservas, pero el Senado formalmente no los ha escuchado.

Entre tanto, senadores como Temístocles Ortega, defensor del proyecto, “La educación superior nuestra es deficiente. Este proyecto abre esa posibilidad para la educación de doctorados y posdoctorados. El Estado es responsable que estos institutos puedan otorgarle estos títulos a los colombianos”

Aclara la iniciativa que “no se busca el otorgamiento de personería jurídica como instituciones de educación superior a los institutos o centros de investigación, facultad claramente establecida por la Ley 30 de 1992 y sus decretos reglamentarios”.

La senadora María del Rosario Guerra advirtió que “los institutos y centros de investigación pueden tener oferta académica si trabajan en alianza con instituciones de educación superior reconocidas y certificadas, sean públicas o privadas. Hacer universidad es exigente”.

A su vez, el senador ponente, Trujillo, advirtió que “reitero mi confianza y apoyo a la Ministra de Educación y ella tendrá la rigurosidad para avalar a los institutos y centros de investigación para que dicten maestrías y doctorados”.

Investigadores y académicos de universidades tradicionales con programas doctorales se muestran reacios a la aprobación y sugieren que hay intereses económicos de parte de algunos de los posibles institutos beneficiarios.

Entre los senadores opositores a la medida estuvieron Jorge Robledo, par quien esta no es la solución.

El senador Iván Agudelo, quien ha gestionado varios prpoyectos relacionados con el sector, “no podemos sacrificar la calidad solo por el ejercicio económico. La calidad es fundamental. Pido que se realice un gran debate en este tema, traigamos al Ministerio de Educación y a voceros de las universidades de una manera dialogada y concertada”.

Compartir en redes