El Observatorio de la Universidad Colombiana




U. EAN habría presionado a profesores despedidos para no reclamar indemnización

Julio 29/20 En los últimos meses, la acreditada U. EAN ha despedido decenas de sus profesores. Denuncian que los presiona con volverlos a contratar si renuncian a su indemnización.

En diciembre la Universidad despidió a 20 docentes, y hace pocos días salió de otros 22. Varios de los afectados, en conversaciones con El Observatorio, confirmaron que, antes de recibir la carta en la que la Universidad les “da por terminado su contrato de trabajo, sin justa causa y de forma unilateral” (ver foto), funcionarios de la Institución -verbalmente- les hablaron de tres alternativas para su retiro:

a. Ser despedido con indemnización, pero con la condición de que la universidad no los volvería a contratar

b. Lograr que el docente pase su propia carta de renuncia, perdiendo su indemnización, con la promesa de que tendría luego cátedras, pero sin seguridad de ello.

c. Cambiar el contrato del profesor a uno a término fijo, con prestaciones y exclusividad, siempre y cuando se renunciara a la indemnización.

La Universidad, en cabeza del Gerente de Desarrollo Humano, Juan Carlos Corral Durán, no respondió a la consulta que al respecto hizo El Observatorio.

Una apuesta sostenible, poco sostenible

La Universidad EAN ha hecho una apuesta muy grande por el compromiso y la formación en temas de sostenibilidad ambiental. No sólo llevó como rectora a Brigitte Baptiste, reconocida ambientalista que actúa más como figura pública que como líder académica y gerencial, sino que también se embarcó en la construcción de un moderno edificio, bajo el concepto de economía circular, e identificado como el primer edificio en Colombia diseñado por el arquitecto William McDonough, líder global en desarrollo sostenible, e inspirado en el concepto Cradle to Cradle® (C2C), una corriente de diseño que optimiza las edificaciones favoreciendo la salud humana, la productividad de los espacios y el medio ambiente.

La obra, que debió ser entregada hace semanas, no ha sido puesta en funcionamiento, y su inversión económica, ayudada con el crecimiento en número de estudiantes por debajo de lo proyectado, ha obligado a la Universidad a ahorrar, y una de esas formas ha sido la reducción de personal docente.

“El edificio de la EAN es lo menos sostenible se ha llevado por delante mucha gente que había entregado su trabajo con amor y pasión. No les interesa la calidad sino la cantidad. Ese edificio les costó todo lo construido por sus padres en 50 años”, afirmó uno de los profesores afectados por los recortes.

Información de referencia: La arriesgada apuesta institucional de la EAN con la posesión de Brigitte Baptiste

Compartir en redes