Vía legal buscan invalidar rectoría de Danilo Hernández en Uniatlántico

Mayo 3/22 Seis meses después de la posesión de Danilo Hernández, un Tribunal evalúa la legalidad de su elección dado que éste integró el Consejo Superior hasta pocas semanas antes de su elección.

Esto, en respuesta a la demanda interpuesta por los docentes de la propia Universidad, Jairo Eduardo Soto Molina y Néstor Domingo Ditta Lemus.

Información relacionada: Acusan de fraude a investigador que denuncia corrupción en Uniatlántico

El Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Atlántico decidió seguir adelante con el proceso de demanda de nulidad rectoral de Danilo Hernández Rodríguez (foto). Para los demandantes, la elección del docente Hernández estaría viciada porque éste participó, en su condición de Jefe de Departamento de Extensión y Proyección Social y, por lo mismo, como representante principal de las directivas académicas ante el Consejo Superior de la Universidad del Atlántico, entre diciembre de 2.019 y mayo de 2.021; es decir, tres meses antes de que se diera inicio a la convocatoria para elegir rector, en la que finalmente participó y ganó.

La elección, según la demanda, habría sido viciada porque la actuación de Hernández contrarió el artículo 10 del Decreto 128 de 1976, que aclara que:

“Los miembros de las Juntas o Consejos, durante el ejercicio de sus funciones y dentro del año siguiente a su retiro, y los Gerentes o Directores, dentro del período últimamente señalado, no podrán prestar sus servicios profesionales en la entidad en la cual actúa o actuaron ni en las que hagan parte del sector administrativo al que aquélla pertenece”. 

Se señala que dicha normatividad se aplica a los miembros del Consejo Superior de la Universidad del Atlántico, en virtud del artículo 67 de la Ley 30 de 1992, según el cual: “Los integrantes de los Consejos Superiores o de los Consejos Directivos, según el caso, que tuvieren la calidad de empleados públicos y el Rector, estarán sujetos a los impedimentos, inhabilidades e incompatibilidades establecidas por la ley y los estatutos, así como las disposiciones aplicables a los miembros de juntas o consejos directivos de las instituciones estatales u oficiales. Todos los integrantes del Consejo Superior Universitario o de los Consejos Directivos, en razón de las funciones públicas que desempeñan, serán responsables de las decisiones que se adopten”.

De proceder la demanda, Uniatlántico corre el riesgo de remontarse al extenso proceso de rectores en encargo.

Por ahora, Hernández prepara sus argumentos de defensa.

Caso similar a lo que pasó en la U. de Caldas

La argumentación de la demanda es la misma que se usó para intentar atajar la candidatura rectoral de Fabio Arias Orozco en la Universidad de Caldas, pues éste, igualmente, participó en el Consejo Superior de esa Institución.

No obstante el fundamento legal, la Universidad de Caldas priorizó su autonomía y desestimó la argumentación legal, permitiendo la continuidad de la candidatura de Arias.

Información relacionada:

– En universidades públicas, consejeros no pueden ser rectores en el año siguiente a su representación (feb 15/22)

Argumentos legales en defensa de la aspiración de Fabio Arias a la rectoría de la U. de Caldas (feb 17/22)

U. de Caldas defiende su autonomía más allá de la Ley y habilita candidatura de Arias (marzo 9/22)

 757 

Compartir en redes